El TSJC da la razón a Farmacéutica Cantabria y niega que vulnere una patente de Pfizer en la elaboración de un genérico

Actualizado 14/03/2006 19:56:13 CET

La Sala de lo Contencioso rechaza no obstante la pretensión de Industrial Farmacéutica Cantabria de anular dos patentes de Pfizer

SANTANDER, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) considera que el proceso seguido por Industrial Farmacéutica Cantabria S.A. (IFC) para la elaboración de un genérico, aún no comercializado y que incorpora como principio activo la sal de besilato a amlodipina, no implica ninguna "infracción" que atente contra las patentes de la firma Pfizer para la preparación de dicho componente.

El TSJC considera acreditado que el producto que pretende comercializar la empresa se sustenta en la sal de besilato de amlodipina que suministra el laboratorio húngaro Ritcher Gedeon Limited, que se obtiene mediante un proceso químico que se diferencia de forma "sustancial" del patentado por Pfizer, según señala la sentencia, fechada el 28 de febrero.

Además, califica de "estrambótico" que Pfizer sostenga que no ha que quedado acreditado que las partidas enviadas por el laboratorio húngaro a IFC se hayan elaborado por el procedimiento patentado por Ritcher Gedeon Limited, puesto que "carece de sentido que un laboratorio utilice un determinado procedimiento para elaborar los productos que comercializa y luego entregue el mismo producto elaborado con otro procedimiento".

También rechaza la sala las dudas de Pfizer sobre la imparcialidad del informe pericial aportado por IFC, ya que alertaba de la relación de una de las doctoras firmantes del mismo con la "esposa de alguien" de un tercer laboratorio ligado comercialmente a Industrial Farmacéutica Cantabria. De hecho, la sentencia añade que el informe de IFC "es más completo", porque acompaña las argumentaciones teóricas del "prisma experimental".

En todo caso, la sala de lo Contencioso sustenta su decisión en los informes del perito judicial y sostiene que "no existe infracción del ámbito de protección de las patentes de Pfizer", por lo que ratifica la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Santander, que ya absolvió en su día a Industrial Farmacéutica Cantabria frente a las reclamaciones de Pfizer Corporation, Pfizer Limited y Pfizer S.A.

No obstante, el TSJC también desestima en su sentencia una impugnación de IFC por la que se pedía la anulación de dos patentes de Pfizer porque, según la empresa, carecían de la condición de novedad exigible a una patente. La sala señala en cambio la "novedad y actividad inventiva" de dichas cuestiones y rechaza la impugnación de IFC.

A la vez que desestima el recurso y la impugnación de ambas empresas, la sala de lo Contencioso-Administrativo les impone el pago de las costas correspondientes a cada una de ellas.

Finalmente, en un auto dictado a la par que la sentencia, el TSJC se pronuncia sobre las medidas cautelares adoptadas en su día en el proceso, de forma que estima un recurso de Industrial Farmacéutica Cantabria y ordena el levantamiento de las mismas.