Tres CCAA siguen sin usar la vacuna pediátrica hexavalente pese a que conlleva menos pinchazos para los niños

Jornada sobre la vacuna hexavalente
GSK
Actualizado 07/10/2014 10:22:45 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La vacuna pediátrica hexavalente, que protege frente a la difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B, poliomelitis y 'Haemophilus influenzae B', lleva diez años administrándose en España con un elevada respuesta inmune y protección a largo plazo. Sin embargo, las comunidades de Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha siguen sin incorporarla a su calendario vacunal a pesar de que permite "pinchar menos a los niños".

Así lo han destacado varios expertos durante la Jornada-Coloquio 'Más de una década de vacuna hexavalente en España' organizada por GlaxoSmithKline (GSK), farmacéutica que desarrolla y comercializa esta vacuna bajo el nombre de 'Infanrix hexa'.

La vacuna se administra a los dos, cuatro y seis meses de vida y su aparición supuso una revolución en el mundo de la vacunación, sobre todo porque permitió reducir el número de pinchazos en recién nacidos que "entonces tenían los muslos llenos de cardenales", según ha reconocido el doctor José García-Sicilia, presidente de la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha e investigador de la vacuna.

Progresivamente las comunidades la fueron incorporando en sus calendarios vacunales y actualmente todas salvo Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha las administran de forma gratuita a sus recién nacidos.

En estas tres comunidades la pauta de administración es diferente ya que se usa una vacuna heptavalente y, por separado, la de la hepatitis B, que se administra por primera vez nada más nacer.

Ambas pautas son igual de seguras y eficaces, reconoce este experto, "con la única diferencia de que el número de inyecciones aumenta".

Las diferencias tienen más que ver con razones "históricas" de funcionamiento interno de cada comunidad, según ha aclarado la directora del Área de Vacunas del Departamento Médico de GlaxoSmithKline (GSK) en España, Pilar García Corbeira, que recuerda que la vacuna hexavalente está en los calendarios vacunales de 14 países de la Unión Europea.

"Es difícil encontrar argumentos en contra de utilizar la vacuna hexavalente", ha añadido el doctor Félix Omeñaca, del Servicio de Neonatología del Hospital La Paz de Madrid y también investigador de la vacuna hexavalente.

TAMBIÉN EFICAZ EN BEBÉS PREMATUROS

Este experto inició varios estudios con esta vacuna para ver si su uso era también eficaz en lactantes prematuros, dado que presentan un sistema inmune todavía inmmaduro con un mayor riesgo de morbilidad por enfermedades prevenibles por vacunación, lo que ha fue confirmado posteriormente y "permitió evitar muchos pinchazos a estos niños".

De hecho, esta reducción del número de pinchazos a los recién nacidos que ofrece esta vacuna ha permitido mejorar las coberturas de vacunación al "hacer más fácil la administración de varios antígenos para diferentes enfermedades", reconoce García Sicilia, ya que se reducen los efectos adversos derivados de la propia inyección.

Además, los expertos han destacado la importancia de que esta vacuna pueda administrarse "sin comprometer la eficacia" de otras vacunas pediátricas, como las del neumococo, la del meningococo, la del rotavirus o la del sarampión, rubeola, parotiditis y varicela.

Con respecto al futuro de esta vacuna, la responsable de GSK ha reconocido que es poco probable que en los próximos años se pueda desarrollar una vacuna que incorpore algún antígeno más. "Se intentó con la antimeningocócica, pero los ensayos clínicos no cristalizaron ya que es muy complicado que combinen bien", según García Corbeira.