Tecnalia diseña un sistema de sensores que permite detectar los síntomas de enfermedades neurogenerativas

Hogar inteligente de Tecnalia
TECNALIA
Actualizado 07/10/2014 0:28:21 CET

SAN SEBASTIÁN, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El centro de investigación aplicada Tecnalia ha desarrollado un sistema de sensores que, instalado en un hogar, permite detectar los síntomas de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

En un comunicado, Tecnalia ha explicado que este sistema permite monitorizar las actividades y hábitos de la persona y detectar cambios en dichos hábitos y actividades que pueden ser síntoma de trastornos relacionados con enfermedades neurodegenerativas.

En este sentido, ha recordado que en Euskadi, actualmente, un 16 por ciento de personas mayores están en situación de dependencia y un 26 por ciento con discapacidad, lo que en cifras absolutas implica más de 62.000 personas mayores en situación de dependencia y 104.000 personas con discapacidad. Sin embargo, y según datos del Imserso, el 70 por ciento de las personas mayores de 70 años prefieren seguir viviendo en su hogar antes que ir a una residencia.

Las mismas fuentes han señalado que, dado que en una etapa temprana, los síntomas de enfermedades como el alzhéimer están relacionados con cambios en el comportamiento en el desarrollo de actividades de la vida cotidiana, un diagnóstico precoz permitiría abordar la enfermedad desde las primeras etapas del deterioro cognitivo, retrasando sus efectos y mejorando la calidad de vida del paciente.

Tecnalia trabaja en iniciativas basadas en tecnología asistencial como un sistema de sensores que permite monitorizar las actividades y hábitos de la persona, y detectar cambios y actividades que pueden ser síntoma de trastornos relacionados con enfermedades neurodegenerativas.

Este sistema, a través de una amplia red de sensores distribuidos por la vivienda, es capaz de detectar la presencia del usuario en diferentes habitaciones, la apertura y cierre de puertas, ventanas, cajones, el encendido y apagado de luces, el uso de electrodomésticos, de la televisión, la estancia en la cama, en el sofá o el uso de grifos.

Además, registra, en tiempo real, la información de los sensores e identifica la actividad que la persona está realizando, como preparar la comida, ver la tele sentado en el sofá o tomar una ducha. Esta monitorización permite aprender los hábitos o rutinas de la persona, para posteriormente poder detectar cambios en ellos que pueden ser indicativos de problemas o trastornos.

Además, el sistema permitirá asistir a las personas en la realización de tareas cotidianas, por ejemplo, a través de alarmas o robots domésticos. Estos dispositivos les podrán recordar que es hora de tomar un medicamento o de realizar alguna actividad.

El prototipo del sistema está ya instalado, tras tres años de investigaciones, en las instalaciones en Tecnalia en Zamudio (Bizkaia) y el objetivo es que las residencias para personas mayores o los pisos tutelados instalen este sistema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter