Un sistema de GE Healthcare logra reducir hasta un 25% el tiempo de espera de resonancias magnéticas

Rayos X
GE HEALTHCARE/GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TRISH233
Publicado 28/02/2018 11:21:58CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

GE Healthcare ha desarrollado sistemas inteligentes de análisis de datos que pueden reducir hasta una cuarta parte el tiempo de espera de los pacientes para hacerse una resonancia magnética, según los resultados de una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Radiología (ECR, en sus siglas en inglés) celebrado en Viena (Austria).

El trabajo, llevado a cabo en el centro de diagnóstico de Radiología Radiomed (Alemania), ha demostrado que la aplicación de sistemas inteligentes de análisis de datos puede llegar a incrementar la productividad de las resonancias magnéticas hasta en un 30 por ciento. En concreto, en una semana pasaron de 120 a 170 pruebas realizadas.

Esto es posible gracias al 'Programa de Excelencia en Resonancia Magnética' de GE Healthcare, que reúne la inteligencia aplicada y la analítica de datos.

Mientras la inteligencia aplicada ayuda a los médicos a poder localizar y combinar datos relevantes que tienen potencial para mejorar la atención del paciente y aumentar el flujo de trabajo, la analítica de datos puede permitir profundizar en los mismos para ayudar a los gestores a tomar decisiones que respalden la eficiencia y el cuidado del paciente.

"Ha permitido incrementar la productividad manteniendo la calidad y, en algunos casos, incluso incrementándola, ya que ahora utilizamos nuestro tiempo en las cosas que creemos que son más importantes", ha destacado Christopher Ahlers, investigador que dirigió el estudio.

Por otro lado, durante el congreso GE Healthcare también ha anunciado el lanzamiento de un nuevo sistema de ultrasonidos que integra tecnología de inteligencia artificial, conectividad en la nube y algoritmos avanzados para adquirir y reconstruir datos.

El nuevo sistema de ecografía utiliza las mismas tecnologías de inteligencia artificial que los vehículos sin conductor y las nuevas generaciones de videojuegos en 3D.

La aplicación de estos avances le da la capacidad para poder adquirir y reconstruir los datos de forma similar a los sistemas de resonancia magnética o tomografía computarizada (TAC), con un incremento de hasta diez veces de la capacidad de procesar datos y 48 veces el rendimiento de los datos. Esto supone la capacidad para procesar una cantidad de datos equivalente a reproducir dos DVD completos en solo un segundo.

La nueva tecnología, además, elimina la necesidad de zonas focales porque la imagen está enfocada en todo momento. Según el jefe del Departamento de Ultrasonidos del Hospital Universitario Rikshospitalet de Oslo (Noruega), Knut Brabrand, esto permit "localizar pequeñas lesiones en el hígado que no podían verse con tecnologías anteriores".