¿Es seguro y eficaz el uso del TPA en ictus leve?

Cerebro
FLICKR/WYINOUE - Archivo
Actualizado 13/07/2018 10:37:49 CET

   MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Aunque el estándar de oro para el cuidado del accidente cerebrovascular es el uso de activador del plasminógeno tisular IV (tPA o nombre del producto 'Alteplasa') para disolver los coágulos y la trombectomía mecánica para eliminar los coágulos en los accidentes cerebrovasculares de severos a moderados, los investigadores y los médicos han encontrado más difícil alinearse con un estándar de tratamiento para accidentes cerebrovasculares leves.

   Un estudio nacional que analiza el tratamiento IV del accidente cerebrovascular leve, dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati (UC), en Estados Unidos, se publica en la edición de este martes de 'Journal of the American Medical Association'.

   Con base en los datos epidemiológicos del 'Estudio del Accidente Cerebrovascular del Gran Cincinnati', aproximadamente un tercio de los accidentes cerebrovasculares se clasifican como accidente cerebrovascular leve. La autora principal de este trabajo, Pooja Khatri, profesora de Neurología en la UC y, quería determinar si el tratamiento con 'Alteplase' muestra beneficios cuando se extiende a un accidente cerebrovascular leve.

   Los resultados del estudio mostraron que el uso de tPA para el accidente cerebrovascular leve puede no ser tan beneficioso para el paciente como era la hipótesis. "La apoplejía leve es la razón más comúnmente citada para decidir no iniciar el tPA entre los pacientes que llegan a un hospital dentro del periodo de tratamiento. Pero también sabíamos que después de 90 días de seguimiento, hasta el 30 por ciento de estos pacientes sufrirían de algún tipo de discapacidad funcional", dice Khatri, también directora de atención de accidente cerebrovascular agudo para 'UC Health'.

   "En este estudio, queríamos evaluar la eficacia y la seguridad del uso de tPA para tratar a los pacientes con ictus isquémico que solo presentan déficits menores, que se consideran claramente incapacitantes --dice Khatri--. En 'Greater Cincinnati', creo que nuestro enfoque ha sido más conservador, no siempre hemos tratado con 'Alteplasa' (tPA), mientras que algunos centros los han tratado muy agresivamente".

   "Los ensayos previos excluyeron a estos pacientes, por lo que los médicos individuales y los equipos de accidente cerebrovascular tuvieron que hacer sus propios juicios clínicos sobre el tratamiento", añade Khatri, quien se comprometió con los líderes en los centros de accidentes cerebrovasculares en todo el país a comprender mejor los enfoques del tratamiento para el accidente cerebrovascular leve.

BENEFICIOS POCO PROBABLES DEL TPA EN PACIENTES CON ICTUS LEVE

   El estudio utilizó la Escala Nacional de Accidentes Cerebrovasculares de los Institutos de Salud (NIHSS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que evalúa la gravedad del accidente cerebrovascular basándose en aspectos como el nivel de conciencia del paciente, la caída facial y las habilidades motoras. Un accidente cerebrovascular leve se clasifica como 0 a 5, junto con déficits claramente incapacitantes en el momento en el que se presenta.

   Sin embargo, el ensayo terminó temprano debido a una inscripción más lenta de lo esperado. Los resultados de 313 pacientes fueron rastreados e informados en este estudio, lo que les da a los investigadores alguna evidencia a tener en cuenta cuando se encuentren con un accidente cerebrovascular leve.

   "Entre los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo leve, no claramente incapacitante, lo que encontramos es que el tratamiento con 'Alteplasa' (en comparación con la 'Aspirina') no aumentó la probabilidad de un resultado funcional favorable después de 90 días", dice Khatri. Esta experta agrega que el equipo de investigación había esperado que el tPA fuera beneficioso en pacientes con un déficit neurológico muy leve.

   "Aunque la finalización prematura genera incertidumbre en los resultados, según los datos, parece poco probable que los beneficios del tPA se extiendan a los pacientes con accidente cerebrovascular leve que no presentan déficits claramente discapacitantes", dice Khatri, agregando que estos datos proporcionan información adicional a los médicos que tratan el accidente cerebrovascular, y en algunos centros supondrán un "cambio de práctica".

   Cualquier accidente cerebrovascular puede tener consecuencias que cambien la vida, por lo que es importante identificar los signos de un accidente cerebrovascular que pueden recordarse con el mnemotécnico FAST (por sus siglas en inglés): si hay la caída facial, debilidad del brazo o arrastre del habla, es hora de llamar a emergencias.