Roche lanza en España el primer dispositivo para diabéticos que mide el nivel de azúcar durante 6 meses

Diabetes
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MAYA KRUCHENKOVA
Publicado 25/06/2018 13:15:56CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Roche Diabetes Care ha lanzado en España el primer dispositivo implantable para personas con diabetes que permite medir la glucosa de forma continua durante 6 meses, 12 veces más que el resto de medidores disponibles en Europa, sin necesidad de cambiar de sensor cada quince días.

El nuevo sistema está formado por tres elementos interconectados: un sensor de glucosa, un transmisor inteligente y una aplicación móvil. El sensor es una pequeña cápsula, del tamaño de una píldora, que se implanta en la parte superior del brazo. Sobre el sensor se coloca el transmisor, que es recargable y resistente al agua. Desde allí se envían los datos a una aplicación instalada en el teléfono móvil del usuario que permite ver las lecturas en tiempo real.

Una de las características destacables del sistema es que el sensor y el transmisor no se encuentran conectados físicamente como en el resto de los medidores continuos. El transmisor se adhiere a la superficie del brazo y se puede extraer en cualquier momento. Cuando se vuelve a colocar, la batería del transmisor activa el sensor implantado y éste, a su vez, le envía los datos al transmisor, que calcula los valores de glucosa y los transfiere por 'bluetooth' al teléfono móvil.

Además, el transmisor tiene la capacidad de almacenar los valores registrados y proporcionar alertas vibratorias que el paciente puede notar en su brazo cuando los niveles de glucosa son demasiado altos o demasiado bajos.

"Estamos muy satisfechos de poder traer este avance a las personas que conviven con la diabetes. Nuestro objetivo es ofrecer una gestión integral de esta enfermedad, mejorando la calidad de vida con soluciones adaptadas a las necesidades de su día a día", ha destacado Lisa Huse, Directora General de Roche Diabetes Care Spain.

OPINIÓN DE MÉDICOS Y PACIENTES

El nuevo sistema implantable ya ha sido probado en 87 pacientes de 11 hospitales de España durante 3 meses y ha conseguido una "alta satisfacción" tanto por parte de profesionales como de pacientes. La característica más valorada por todos ellos ha sido su capacidad para alertar al usuario mediante vibración cuando va a entrar en hiper o hipoglucemia, lo que le permite corregir la tendencia antes de sufrir un episodio grave.

Según el doctor Sorin Ioacara, del Hospital Universitario de Urgencias Elias y la Universidad de Medicina y Farmacia Carol Davila de Bucarest (Rumanía), el uso de un sistema de monitorización continua de glucemia supone "un punto de inflexión" para conseguir un mejor control y la reducción del riesgo de hipoglucemia. "Un implantable significa, además, menos molestia, menos decisiones y mayor libertad para el paciente con diabetes", ha indicado.

Por su parte, el doctor Pablo Abellán, endocrinólogo del Hospital General Universitario de Castellón y profesor de Medicina del CEU, ha destacado que este sistema "no presenta interferencias" con el paracetamol, y su sistema de alertas por vibración supone "una ventaja diferencial muy relevante respecto a otros dispositivos".

Otra de sus principales ventajas, de acuerdo con la doctora María José Picón, endocrinóloga del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, es que "garantiza una mayor adherencia al tratamiento por su carácter implantable de larga duración". "Para el profesional sanitario también supone importantes ventajas, como el acceso a datos de glucemia recogidos durante 24 horas en forma de representación gráfica muy útil. De este modo, el ajuste de la terapia es más sencillo", ha añadido.

Respecto a la inserción, "que es lo que más preocupa a algunos pacientes", los especialistas afirman, tras practicar el implante, que se trata de un procedimiento "muy sencillo, breve y prácticamente indoloro que ni siquiera requiere puntos de sutura".

"CASI UN SEGURO DE VIDA"

Más rotunda es la doctora Cintia González, endocrinóloga del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona califica a este nuevo dispositivo como "casi un seguro de vida", debido a la función que permite avisar al paciente, mediante vibración, de que va a entrar en una hipoglucemia, sin necesidad de que tenga el lector cerca o deba consultar los datos en una pantalla.

Estas alertas funcionan, incluso, cuando el paciente está dormido. En caso de que el nivel de glucosa sea demasiado alto o demasiado bajo, el transmisor activa una alerta a modo de vibración en el brazo que lo despierta para que pueda reaccionar y evitar una posible hipoglucemia nocturna. "Todo el sistema está pensado para obtener un excelente control y manejo de la enfermedad, mejorando la calidad de vida de las personas con diabetes", ha concluido.