Primera pastilla diaria '4 en 1' para el VIH con un inhibidor de la proteasa

Presentación de 'Symtuza'
JANSSEN
Publicado 10/04/2018 13:49:12CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad ha autorizado la aprobación y financiación pública de una terapia '4 en 1' frente al VIH que es la primera que incorpora un inhibidor de la proteasa (junto a otros tres medicamentos) en una única pastilla de uso diario, lo que dificulta que el virus pueda desarrollar resistencias y pueda usarse durante mucho más tiempo.

En concreto, el fármaco desarrollado por Janssen bajo el nombre comercial de 'Symtuza' combina el inhibidor de la proteasa darunavir, que se lleva usando desde hace más de 20 años y es el más utilizado de su familia, con los compuestos cobicistat, emtricitabina y tenofovir alafenamida (TAF).

La principal novedad de incluir este inhibidor de la proteasa en la pastilla única --que hasta ahora no había sido posible por la dificultad de su desarrollo-- es la "elevada barrera genética" que ofrece este compuesto, según ha destacado el director del Grupo de Investigación de Sida y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Paz de Madrid, José Ramón Arribas, lo que ofrece una protección añadida a diferencia de otros antirretrovirales, ante los que el virus puede acabar desarrollando resistencias.

Esto hace que pueda convertirse en una buena elección para aquellos pacientes que se cree que pueden presentar una menor adherencia terapéutica, ya que simplifica su tratamiento y garantiza una eficacia más prolongada en el tiempo en caso de que su cumplimiento no sea óptimo.

Su uso se ha autorizado tanto en nuevos diagnósticos como en pacientes que ya han fracasado a alguna terapia previa, siempre que tengan más de 12 años y pesen más de 40 kilos. Los dos ensayos clínicos realizados antes de su aprobación han demostrado que, en ambos casos, la eficacia es superior al 90 por ciento, logrando que los pacientes presenten una carga viral indetectable al cabo de un año.

De igual modo, ha añadido la doctora Eugenia Negredo, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), en ambos casos los tratamientos son bien tolerados y menos de un 2 por ciento tuvieron que abandonarlo por algún problema asociado de toxicidad.

BUEN PERFIL DE TOXICIDAD

Eso es importante, según esta experta, porque otras pastillas únicas presentan alguna toxicidad a nivel renal u óseo que son importantes en los pacientes con VIH a medida que van pasando los años, algo a tener en cuenta dado que la supervivencia es prácticamente similar a la de la población general.

"A medida que envejecemos hay más problemas óseos o renales que se aceleraban con otros tratamientos", ha explicado Negredo, por lo que en pacientes ya tratados podrá utilizarse esta pastilla tanto para corregir toxicidades ya presentes como para prevenirlas a medio plazo.

Y en el caso de pacientes recién diagnosticados el tratamiento puede empezarse "de forma inmediata", sin necesidad de esperar los resultados análisis que puede demorar el inicio de la medicación hasta un mes.

Además, Negredo admite la "seguridad" que supone que hasta 21 centros españoles hayan participado en el desarrollo clínico previo a su aprobación.

ESPAÑA, AUN LEJOS DE LOS OBJETIVOS DE LA OMS PARA 2020

El doctor Arribas confía en que esta terapia contribuya a cumplir los objetivos en materia de VIH que se ha marcado la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2020, cuando confía en que hasta el 90 por ciento de los pacientes con VIH estén diagnosticados, tratados y con niveles indetectables del virus.

"En España tenemos todavía un 18 por ciento de pacientes sin diagnosticar, lo que hace que nuestra cascada esté aún lejos de estos objetivos y que tengamos mucho trabajo por hacer", ha señalado.

Por su parte, el director de Acceso a Mercado y Government Affairs de Janssen, Antonio Fernández, ha destacado la importancia de este nuevo fármaco por el "desafío" que ha supuesto su desarrollo y las posibilidades que abre en el manejo del VIH. Además, ha avanzado que también están trabajando en el desarrollo de una vacuna terapéutica que ya ha dado buenos resultados en ensayos clínicos fase II y después de verano proseguirá su desarrollo en un ensayo pivotal con más pacientes.