Contador

Pacientes con VIH muestran signos de resistencia a múltiples fármacos en África

SIDA En África
REUTERS/STR NEW
Publicado 02/12/2016 7:58:47CET

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un número significativo de pacientes cuyas cepas del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) desarrollaron resistencia a fármacos antiguos también son resistentes a los medicamentos modernos, según un nuevo estudio dirigido por 'University College London' (UCL), en Reino Unido, y financiado por Wellcome Trust.

La investigación, realizada por expertos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y publicada en 'The Lancet Infectious Diseases', estudió a 712 pacientes con VIH en todo el mundo cuyo virus no estaba bajo control con los fármacos antirretrovirales.

El análisis encontró que el 16 por ciento de las personas que dejó de responder a los tratamientos modernos de primera línea tuvo mutaciones en el VIH asociadas con resistencia a una generación más antigua de medicamentos llamados análogos de timidina. Entre los pacientes con una mutación por los análogos a la timidina, el 80 por ciento era resistente al tenofovir, el principal fármaco en la mayoría de las estrategias modernas de tratamiento y prevención del VIH.

"Nos sorprendió mucho ver que tanta gente era resistente a ambos medicamentos, ya que no creíamos que esto fuera posible", reconoce el profesor Ravi Gupta, de 'UCL Infection & Immunity' y consultor honorario sobre Enfermedades Infecciosas en el Hospital para Enfermedades Tropicales de la Fundación UCLH del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido.

"Se pensaba anteriormente que las mutaciones para la resistencia a análogos de la timidina eran incompatibles con las mutaciones de la resistencia al tenofovir, pero ahora vemos que el VIH puede ser resistente a ambos a la vez. Esto resalta la necesidad de comprobar el perfil genético del virus del paciente antes de prescribir tratamientos de primera línea, ya que puede haber desarrollado resistencia a otros tratamientos que no mencionó haber tomado".

NO TOMAR LA MEDICACIÓN DE LA FORMA PAUTADA LLEVA A RESISTENCIA DEL VIRUS

La resistencia a un fármaco ocurre normalmente cuando un paciente no toma su medicación regularmente y para que los tratamientos de primera línea funcionen en los pacientes generalmente necesitan tomar su medicación el 85-90 por ciento del tiempo. Cuando el tratamiento no se toma como se aconseja, el virus puede desarrollar una resistencia a los medicamentos y este último estudio muestra que el VIH puede ser resistente a muchos fármacos diferentes simultáneamente.

"Para evitar que se desarrollen estas cepas multirresistentes, necesitamos sistemas baratos y fiables para evaluar a las personas antes del tratamiento --dice el profesor Gupta--. Necesitamos kits sencillos de pruebas de resistencia para ayudar a detectar la resistencia a los fármacos antes de administrar el tratamiento, lo cual también nos ayudará a seguir la resistencia a los medicamentos contra el VIH en todo el mundo más eficazmente".

"Sin embargo, hasta que dispongamos de estos kits, se puede analizar la cantidad de virus en el torrente sanguíneo antes y después de dar tratamiento. Aunque no es tan preciso como la prueba de resistencia, esto podría ayudarnos a detectar el fracaso del tratamiento antes y cambiar a los pacientes a los medicamentos de segunda línea", plantea este experto.

Si el virus de un paciente se vuelve resistente a los fármacos de primera línea, la siguiente etapa es el tratamiento de segunda línea más caro y con mayores efectos secundarios. Muchos pacientes rurales no tienen acceso a estos medicamentos, por lo que es importante intentar preservar la eficacia de los tratamientos de primera línea.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter