Un nuevo fármaco ayuda a reducir peso a las personas con obesidad genética

Pareja, obesidad, obeso
FLICKER/JCZART - Archivo
Publicado 01/06/2018 17:33:17CET

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) han descubierto que el medicamento liraglutida, una forma modificada de la hormona inhibidora del apetito GLP.1, secretada por el intestino cuando se come, ayuda a reducir peso a las personas que padecen obesidad de forma genética.

   "Estas personas desarrollan obesidad porque están genéticamente programadas para hacerlo. Es decir, están luchando con lo que probablemente sea el impulso humano más fuerte: el deseo de comer y así sobrevivir. Sin embargo, el liraglutida tiene un efecto positivo sobre ellos, porque se sienten menos hambrientos y pierden el seis por ciento de su peso corporal en cuatro meses", ha dicho el autor del trabajo, Signe S*rensen Torekov.

   En este estudio, publicado en 'Cell Metabolism', los investigadores han examinado a 14 personas con obesidad causada por mutaciones patógenas en el denominado gen MC4R y 28 personas con obesidad sin mutaciones. Ambos grupos fueron tratados con la medicina durante cuatro meses y no realizaron cambios en su dieta y nivel de ejercicio.

   Finalizado el periodo de estudio, los científicos observaron que las personas con obesidad monogénica perdieron 7 kilogramos de su peso corporal, en comparación con los 6 kilogramos para las personas con obesidad común.

   El nuevo medicamento ya ha sido aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la obesidad y la diabetes tipo 2.

   ""Las personas que han sufrido de obesidad durante toda su vida probablemente no son conscientes de que es causada por esta mutación. Por lo tanto, puede ser un gran alivio para muchos aprender por qué han desarrollado la obesidad y que realmente hay un tratamiento que funciona", han zanjado los expertos.

   Como las mutaciones MC4R causan obesidad en la primera infancia, los investigadores esperan que los resultados puedan allanar el camino para nuevos estudios de prevención de la obesidad en los jóvenes. Si son capaces de prevenir esta condición antes de que lleguen a la edad adulta, tendrá un gran efecto positivo en su salud y en el estigma social al que se enfrentan.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.