Un nuevo anticuerpo monoclonal de Roche reduce los ataques de asma y mejora la función pulmonar

Actualizado 07/10/2014 1:24:54 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica suiza Roche ha presentado nuevos datos sobre su anticuerpo monoclonal contra el asma lebrikizumab, todavía en investigación, que demuestran que esta terapia es capaz de reducir la frecuencia de los ataques de asma y mejorar la función pulmonar en pacientes con asma grave no controlado.

Así se desprende de los resultados de un estudio en fase IIb presentados en el Congreso Anual de la Academia Norteamericana de Alergia, Asma e Inmunología celebrado en San Diego (Estados Unidos), que se realizó con un grupo de pacientes asmáticos gravemente afectados que, además de dosis altas de corticosteroides inhalados, también recibían un segundo tratamiento para el control del asma.

En concreto, el estudio revela que el fármaco logra una reducción de los ataques de asma del 60 por ciento en los pacientes tratados con lebrikizumab con concentraciones elevadas de la periostina, proteína asociada a un tipo determinado de asma, muy por encima del 5 por ciento alcanzado en los pacientes con una concentración baja de dicho biomarcador.

En ambos ensayos también se observó que en los pacientes con niveles de periostina elevados, lebrikizumab mejoraba la función pulmonar, medida por el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1). Además, el fármaco en general se toleró bien y su perfil de seguridad concordaba con el observado en ensayos previos.

El lebrikizumab está diseñado para bloquear específicamente la acción de la interleucina 13 (IL-13), una citocina que en algunos pacientes contribuye a la inflamación de las vías respiratorias y al proceso patológico del asma.

"Los resultados de los ensayos son alentadores, ya que se necesitan opciones terapéuticas más eficaces para los pacientes con asma grave no controlada", según ha reconocido Sandra Horning, directora médica y directora de Desarrollo Internacional de Roche.

Además, muestran como una concentración elevada de la periostina permite "predecir qué pacientes se beneficiarán con más probabilidad del lebrikizumab".

A la luz de estos resultados obtenidos, lebrikizumab está siendo evaluado actualmente en pacientes adultos con asma grave no controlada en dos ensayos de fase III. Además, también está siendo objeto de investigación en siete ensayos clínicos en curso o planificados, entre ellos uno relativo a la fibrosis pulmonar idiopática.