'Nucala' (GSK) reduce las exacerbaciones en el tiempo y mejora el control del asma grave eosinofílica

Publicado 25/05/2018 13:04:08CET

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Mepolizumab, registrado por GlaxoSmithKline (GSK) con el nombre de 'Nucala', aporta una reducción de las exacerbaciones de forma constante y mejoras en el control del asma, con un perfil de seguridad similar al de anteriores ensayos clínicos en pacientes con asma grave eosinofílica, según nuevos datos procedentes del estudio de mayor duración, publicado hasta la fecha y denominado 'Columba', sobre este tratamiento biológico anti IL-5 para el asma grave eosinofílica.

   Se trata de un trabajo de la seguridad y la eficacia a largo plazo de mepolizumab en pacientes con asma grave eosinofílica. El estudio incluye datos de pacientes que estuvieron en tratamiento con mepolizumab durante una media de 3,5 años y hasta un máximo de 4,5 años.

   "Estos nuevos datos nos muestran que 'Nucala', un tratamiento biológico dirigido, aporta un beneficio prolongado a los pacientes con asma grave eosinofílica. Los resultados muestran que este medicamento logra una reducción duradera de las exacerbaciones y una mejora del control del asma durante un período de tiempo considerable, sin nuevos hallazgos de seguridad", ha dicho el director de I+D del Área de Respiratorio de GSK, Dave Allen.

   En concreto, los resultados han mostrado una disminución del 61 por ciento en la tasa de exacerbaciones; tasas de exacerbaciones por año mantenidas de forma constante durante el período de estudio (primer año, 0,71; segundo año, 0,82; tercer año, 0,71); y mejora en el control del asma desde la evaluación inicial (semana 12) y mantenida durante más de cuatro años (hasta la semana 228).

   Asimismo, se ha observado una reducción del 78 por ciento en el recuento de eosinófilos en sangre (glóbulos blancos que causan inflamación en determinadas personas con asma grave) desde la semana cuatro y mantenida hasta el final del estudio; los perfiles de seguridad e inmunogenicidad a largo plazo fueron similares a los observados en estudios previos sobre asma grave eosinofílica; y las mejoras iniciales en la función pulmonar disminuyeron gradualmente durante el período de estudio, reflejando el deterioro general de la función pulmonar previsto en esta población de pacientes.

   "Las personas que padecen asma grave eosinofílica y que no han logrado controlar su enfermedad con tratamientos inhalados u orales, siempre han buscado otras opciones para mejorar ese control. Ahora sabemos que esto puede conseguirse con el tratamiento biológico y estamos encantados de ver la eficacia a largo plazo del tratamiento anti IL-5 con Nucala, combinado con un perfil de seguridad a largo plazo", ha zanjado el profesor asociado de Medicina en la Clínica Cleveland de Ohio e Investigador Principal en el estudio 'Columba', Sumita Khatri.