Ordenado por

El 34% dice no estar interesada en la Adminitración

El mercado de tecnología sanitaria se estanca en España, mientras que se abre camino en el exterior

Publicado 05/12/2012 16:32:12CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El mercado interior de tecnología sanitaria en España ha crecido un 2 por ciento, un dato que muestra un estancamiento en el crecimiento con respecto a otros años, e incluso significa recesión para algunas empresas, mientras el mercado exterior ha crecido tres veces más deprisa (6%), según el resumen Ejecutivo del 'Estudio de Innovación en el Sector de Tecnología Sanitaria'.

   Al diferenciar el mercado local del exterior, el estudio, llevado a cabo por la Federación Española de Empresas de tecnología Sanitaria (Fenin), demuestra que "potenciar la internacionalización y la investigación aumenta el crecimiento", señala el presidente de la Comisión de Innovación de la federación, Jordi Pujol.

   Pujol estima que estos datos muestran que las empresas tienen un crecimiento relativamente bajo, pero teniendo en cuenta cómo está la situación económica en España, entiende que los datos del mercado local son "relativamente buenos".

   "El crecimiento de las empresas en el mercado exterior se corresponde bastante al que han tenido en años interiores, donde realmente se nota el problema es en el mercado interior que corresponde a la crisis y a los recortes de la Administración en todos los sistemas de compra", señala en una entrevista a Europa Press.

   La tendencia para 2013 es, a su juicio, "complicada", teniendo en cuenta que la deuda de las comunidades autónomas con el sector de Tecnología Sanitaria supera los 2.500 millones de euros.

   "Como las Administraciones públicas no pongan en marcha un plan de pagos que realmente reduzca drásticamente la deuda, fuente principal donde las empresas para financiarse, la tendencia seguirá en un descenso, en un decrecimiento", que, añade, agravará la situación de algunas empresas que se encuentran en "situación de supervivencia".

   Asimismo, advierte tajante, "las empresas que no innoven tienen también muy difícil su supervivencia de cada al futuro"; por este motivo se lamenta de que muchas empresas vean la innovación como "una estrategia oportunista, que queda bien o está de moda" y aboga por convertirlo en "una necesidad imperiosa para las empresas que quieren sobrevivir".

   El estudio refleja que las empresas altamente exitosas en innovación crece un 5,3 por ciento en el mercado exterior y hasta un 8 por ciento en el exterior; las medianamente exitosas en innovación bajan en el mercado interior hasta un 2 por ciento y en exterior hasta un 5 por cieno; mientras que las que no innovan no crecen en el mercado interior y crecen en un 2 por ciento en el exterior.

   Este mercado, que cubre un campo amplio y muy extenso que abarca un número casi incontable de dispositivos aplicables en el cuidado de la salud, tiene un volumen de negocio aproximado 7.000 millones de euros, teniendo en cuenta el mercado exterior e interior, con una tasa de cobertura de la balanza comercial del 35-37 por ciento.

MÁS ÉXITO LAS QUE MÁS INNOVAN

   Por tanto, como señala el estudio y apoya Pujol, "innovar con éxito y vender en los mercados exteriores es de enorme importancia para asegurar el desarrollo de las empresas, especialmente en momentos de crisis con fuerte retroceso de la demanda interna, o bien si se prefiere decir de otra manera"; por el contrario, "no innovar ni exportar es reducir y compromete seriamente la futura viabilidad de las empresas del sector".

   A la hora de ver cómo se financia esa innovación, un 45 por ciento es con fondos propios, un 40 por ciento fondos públicos (ayudas y subvenciones públicas, de las Administración centrar y de CCAAA), un 14 por ciento mediante fondos europeos, y en "una pequeña cantidad testimonial" con capital privado.

   "Lo que gustaría a las empresas es bajar fondos propios hasta un 20-25 por ciento, aumentar considerablemente las ayudas fiscales, pero sobre todo aumentar la r entrada de capital privado, y consolidar las aportaciones de fondos europeos", explica Pujol, para quien esta su estimación es "realista".

   El informe muestra que las empresas más exitosas son las que más gastan en innovación, el problema es que "la innovación no es gratis" y se ha sufrido un descenso en la inversión con respecto a años anteriores, de hecho "debido a la crisis las expectativas de las empresas para invertir en el año 1212 son más bajas que en 1211".

   El gasto promedio de I+D+i sobre ventas de las empresas innovadoras del sector es del 9,5 por ciento y disminuye significativamente al aumentar el tamaño de la empresa: micro, 13%; pequeña, 12%; mediana, 7%, y grande, 5%. Las empresas del sector emplean aproximadamente el 75% de sus gastos de I+D+i en innovación de producto/servicio y el 25% en innovación de procesos.

   Los motivos citados como muy importantes para innovar son demanda de productos y servicios no satisfechos (42%); nuevas oportunidades de diversificación para entrar en nuevos mercados (40%); nuevas tecnologías que permitan aplicaciones asistenciales y comerciales (38%) e incremento de la presión por parte de los competidores (29%).

   A Pujol le sorprende que uno de los motivos menos valorado sea las demandas del Sistema Nacional de Salud (SNS) a través de concursos públicos con sólo un 13 por ciento de interesados.

   Así, el 34 por ciento de las empresas innovadoras dice no estar interesada en la venta por concurso público y por tanto no ha participado; el resto dice haber participado alguna vez en concursos públicos en los últimos tres años.

   Del 66 por ciento que ha participado alguna vez, el 48 por ciento declara que alguna vez ha sido adjudicataria por parte de la Administración Pública de algún producto o servicio de innovación propia, mientras que el 18 por ciento ha participado, pero nunca ha tenido éxito.

   Finalmente, el 45 por ciento de las empresas piensa que la Administración pública valora mucho más el precio que la innovación a la hora de elegir una empresa, mientras que sólo el 5 por ciento de empresas cree que se valora mucho más la innovación que el precio. Por comunidades, las compañías creen que las que más valoran la innovación frente al precio son la Comunidad Valenciana (62%), Cataluña (55%) y País Vasco (52%).

FOMENTAR FOROS DE INTERCAMBIO

   Entre las conclusiones que sacan desde Fenin, este experto entiende que hay que trabajar en las  áreas de formación y sensibilización; a la hora de ayudar a las empresas de hacer intermediaros buscando una mayor financiación; en el trabajo de mediador con la Administración publica a la hora de poner en marcha compra publica y precomercial y, finalmente, potenciar el networking, fomentando foros de intercambio.

   Para este estudio han contado con la participación de 137 empresas de las que 118 declaran ser innovadoras y de ellas el 76 por ciento muestra un porcentaje de fabricantes, un dato muy superior al conjunto de empresas del sector, que sólo es del 39 por ciento.

   Las empresas que innovan en el sector concentran entre Cataluña (35%) y Madrid (18,5%) el 53,5% del total de los centros de fabricación y el 55% de sedes centrales. País Vasco, la Comunidad Valenciana, Aragón y Andalucía reúnen a su vez el 35% y 28% correspondiente y el resto de Comunidades Autónomas agrupan el 12% y 14%, respectivamente.

   En cuanto a la facturación total de estas 118 empresas asciende a 1.497 millones de euros e incluye los productos y servicios distribuidos y fabricados en su totalidad. La facturación de los productos y servicios propios fabricados en España asciende a 747 millones de euros, y representa el 50 por ciento en volumen de facturación total y contrasta con el 76% de empresas que afirman tener fabricación.

   Del grupo de 118 empresas innovadoras destacan, por su alto porcentaje de fabricantes, los subsectores de productos de un solo uso (95%); dental (100%) y electromedicina, (43%).

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies