Desde su comercialización el 1 de agosto

Al menos 1.500 pacientes de hepatitis C han recibido ya tratamiento con 'Olysio'

Publicado 15/01/2015 14:34:14CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pasado agosto empezaba a comercializarse en España simeprevir, registrado como 'Olysio' por Janssen, y, desde entonces al menos 1.500 pacientes con hepatitis C han recibido el tratamiento, en más de 200 hospitales de todo el país, siendo los meses de noviembre y diciembre cuando se ha experimentado un mayor número de prescripciones.

Según datos ofrecidos por Janssen, la compañía fabricante del fármaco, simeprevir está indicado para pacientes infectados por los genotipos 1 y 4 del virus, y actualmente se está administrando tanto en triple terapia, combinado con interferón y ribavirina, como en terapia libre de interferón, en función de las características de cada paciente y de la evolución de su infección.

En los pacientes infectados por el genotipo 1 del virus y que reciben simeprevir en combinación con otros antivirales directos se alcanzan tasas de eficacia de hasta el 92%.

El tratamiento con 'Olysio' para estos 1.500 pacientes, se ha realizado tanto en pautas de triple terapia, como en pautas libres de interferón, combinando el fármaco con otros antivirales directos, en función del perfil de cada paciente.

El doctor Miguel Ángel Serra, de la Unidad de Hígado del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital Clínico de Valencia, afirma que en su hospital ya son 20 las personas que se están tratando con simeprevir, "todos con triple terapia, excepto dos de ellos, que recibe la combinación de dos antivirales directos", precisa el doctor, quien insiste en que el "medicamento milagro y eficaz por sí solo no existe", y que "hoy por hoy, el tratamiento de la hepatitis C está sujeto en todos los casos a una combinación de al menos dos fármacos".

En este sentido, el doctor Serra admite que los resultados que se están obteniendo a partir de estas combinaciones en su hospital son muy satisfactorios por el "elevado grado de tolerabilidad que están presentando estos pacientes, así como por los mínimos efectos secundarios".

Los pacientes tratados con simeprevir se someten sistemáticamente a un test de seguimiento a la 4ª semana de haber iniciado el tratamiento, para evaluar la respuesta así como la tolerabilidad del mismo. En función de los resultados que se obtienen se puede predecir si se van a curar o no al finalizar el tratamiento. A este respecto, el doctor Serra explica que en su Unidad, y tras llevar a cabo un minucioso proceso de valoración de cada paciente para la elección del tratamiento más adecuado, "en el 100% de los pacientes que han recibido triple terapia no se detectó presencia del virus en la sangre a la cuarta semana de tratamiento".

Por su parte, Antonio Bernal, presidente de la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH) considera que el hecho de que ya 1.500 personas hayan podido acceder a simeprevir en todas las comunidades autónomas "supone un éxito y una muestra de entendimiento entre la industria, en este caso Janssen, y la Administración, y de que se puede atender a las necesidades de los pacientes sin mermar el sistema".

TRATAMIENTO DE 12 SEMANAS

La dosis recomendada de simeprevir es una cápsula de 150 mg una vez al día durante doce semanas, y puede administrarse en una pauta de triple terapia, que incluye interferón pegilado y ribavirina, tanto en pacientes que nunca habían recibido tratamiento previo como en los que han fracasado al tratamiento anterior.

La indicación también incluye simeprevir como parte de un régimen terapéutico sin interferón, de 12 semanas de duración, donde se incluyen dos antivirales de acción directa (AAD) con o sin ribavirina, dirigido a pacientes infectados con el genotipo 1 o 4 de la hepatitis C y que son intolerantes o no reúnen las condiciones para el tratamiento con interferón.

"Con simeprevir, además de incrementar la tasa de respuesta, de disminuir de manera muy significativa los efectos secundarios y de acortarse los tratamientos, se han reducido considerablemente el número de comprimidos diarios pasando de entre 6-12 al día con los inhibidores de la proteasa de primera generación, a una cápsula solo con simeprevir (junto con el resto del tratamiento, nunca en monoterapia), lo que favorece la adherencia del paciente al tratamiento y redunda en el éxito del mismo", advierte el doctor Joaquín Serrano, farmacéutico adjunto del Hospital Son Llàtzer de Mallorca, para quien la llegada de los antivirales de segunda generación supone un "gran avance" en el abordaje de la hepatitis C.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter