PSOE, PP, PNV y CiU coinciden en permitir que se permita dispensar sin receta en determinados casos

Actualizado 14/03/2006 13:46:14 CET

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Diputados del PSOE, PP, PNV y CiU de la Comisión de Sanidad del Congreso coincidieron hoy en la necesidad de modificar el proyecto de Ley del Medicamento que se tramita en la Cámara Baja, y cuyo plazo de presentación de enmiendas parciales expira esta tarde, para eliminar la prohibición total a la dispensación sin receta de fármacos de prescripción que hoy por hoy contempla el texto, permitiéndola en determinados casos.

En este sentido, el ponente socialista de la Ley, Alfredo Arola, abogó, en el marco unas jornadas organizadas por la Federación de Española de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar) por cambiar la disposición que establece que un farmacéutico "nunca" podrá dispensar un medicamento de prescripción si el usuario no le presenta antes la receta, algo en lo que se mostraron de acuerdo sus compañeros Margarita Uría (PNV), José Ramón Calpe (PP) y la diputada autonómica de CiU Merichel Borrás.

A juicio del responsable socialista, la inclusión de la palabra "nunca" es una "exageración", si bien habrá que ver cómo regular este aspecto para permtir esta práctica en casos concretos, permitiendo por ejemplo entregar la receta después del acto de la dispensación.

Asimismo, Arola señaló que otro de los aspectos de la Ley que es "posible" que cambien en el transcurso de su paso por el Congreso es la prohibición de la práctica de los descuentos entre distribuidores mayoristas de medicamentos y oficinas de farmacias, aunque previsiblemente no se tocará el texto en relación con la práctica de las bonificaciones.

El ponente socialista aventuró que va a haber "un gran número de enmiendas" y puso de relieve la actitud "abierta y de búsqueda de consenso" del Grupo Socialista, máxime teniendo en cuenta que se trata de una Ley que debe tener una vigencia de 10 a 15 años. En cualquier caso, dejó claro que aunque va a haber cambios no se va a "desbaratar" la Ley y emplazó a las ocho de esta tarde, cuando acaba el plazo de enmiendas, para conocer realmente qué cambios se van a producir en el texto. "Vamos a intentar acercar posturas sobre la Ley, pero en principio defendemos el texto que ha remitido el Gobierno", dijo.

LA DISTRIBUCIÓN, EL ESLABÓN "DESCONOCIDO" DEL MEDICAMENTO.

Por otro lado, en el transcurso del debate que inauguró ayer el encuentro, el presidente de Fedifar, Antonio Mingorance, consideró que la distribución es actualmente el "eslabón desconocido" de la cadena del medicamento, ya que tanto la industria farmacéutica como las oficinas de farmacia "han sabido dar a conocer a la sociedad su labor". "Hasta ahora no se nos ha tenido en cuenta", lamentó.

En relación con la trazabilidad de los medicamentos, el máximo representante de Fedifar destacó que por parte del Ministerio de Sanidad "existe la voluntad" de llegar a un acuerdo entre todas las partes, y se mostró a favor de debatir acerca de esta cuestión con las otras partes (la industria y las oficinas de farmacia).

Por su parte, el vicepresidente de Fedifar y presidente de Cofares, Carlos González Bosch, se refirió a la posibilidad de la venta directa desde los laboratorios a las oficinas de farmacias, una posibilidad que "ha existido siempre" pero que los laboratorios nunca se han permitido (hasta que recientemente Pfizer comenzó a hacer distribución directa a las boticas).

En este sentido, abogó por que los requisitos que se piden a la distribución mayorista también sean reclamados por parte de las autoridades a las plataformas logísticas que hagan distribución directa. "Estamos dispuestos a competir con estas plataformas logísticas", explicó González Bosch.

El presidente de Cofares reclamó en este contexto a los distintos grupos políticos que presentarán hoy las enmiendas parciales a la Ley del Medicamento en el Congreso que la Ley "haga una equiparación entre los derechos y deberes de estas plataformas logísticas" y que la distribución tenga el derecho al suministro de medicamentos por parte de los laboratorios fabricantes, algo en lo que se mostró de acuerdo la diputada socialista Remedios Martel, quien aseguró que en virtud de la Ley los laboratorios "van a ser obligados a suministrar a los laboratorios".