IQS desarrolla un nuevo biocatalizador que facilita el diagnóstico de intolerancia a la lactosa

Vaso de leche
PIXABAY - Archivo
Publicado 04/04/2018 11:18:54CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El centro IQS, fundador de la Universidad Ramón Llull, ha desarrollado un nuevo biocatalizador que facilita el diagnóstico no invasivo de la intolerancia a la lactosa, un trastorno que puede causar hinchazón, dolor abdominal o diarrea.

La lactosa es un disacárido de leche producido por casi todas las especies de mamíferos. Para su digestión, se debe hidrolizar galactosa y glucosa mediante lactasa (EC 3.2.1.23), que normalmente es producida por las células que recorren el intestino delgado.

Este nuevo método está basado en el uso de 4-O-?-D-galactopyranosil-D-xylosa (Gaxilosa), un análogo estructural de la lactosa del que han conseguido incrementar su producción mediante la modificación de las condiciones enzimáticas, con la utilización de un nuevo enzima capaz de aumentar el rendimiento de la síntesis y a la vez disminuir los costes de la producción industrial asociada.

Asimismo, se ha utilizado la Ingeniería de proteínas (enfoques aleatorios y racionales) para modificar y mejorar la actividad enzimática y aumentar así el rendimiento de la síntesis de la Gaxilosa.

El trabajo, realizado por la doctora Estela Castilla, se ha desarrollado dentro del Plan de Doctorados Industriales de la Generalitat de Catalunya, en modalidad de co-financiación entre la empresa Interquim (Grup Ferrer) e IQS School of Engineering (Universidad Ramón Llull).