Investigan cuatro especies de hongos que podrían usarse como base para futuros fármacos contra el cáncer

El hongo Inonotus obliquus
EUGENIA M. BULAKH
Publicado 02/08/2018 18:02:25CET

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos rusos han publicado un artículo en la revista 'Oncotarget' en la que detallan que cuatro especies de hongos del Lejano Oriente contienen los compuestos químicos naturales que podrían usarse para el diseño de nuevos fármacos con actividades antitumorales altamente específicas y de baja toxicidad, ofreciendo nuevas vías para la oncología con alternativas independientes a la quimioterapia, medicamentos quimiopreventivos o en combinación con otras terapias.

El equipo internacional, compuesto por científicos de la Universidad Federal del Lejano Oriente (Rusia), la Universidad de Lausana (Suiza) y el Centro Científico Federal de Biodiversidad Terrestre del Este de Asia FEB RAS (Rusia), describe la información disponible sobre cuatro especies de hongos con alto potencial anticancerígeno.

Además, también recoge una lista de tumores que estudios han aputando como objetivos prometedores de los compuestos fúngicos. Entre ellos, el sarcoma, la leucemia, el cáncer de colon y recto, el cáncer de estómago, el cáncer de hígado, el carcinoma de colon y otros.

A los efectos del presente estudio, los científicos eligieron hongos populares en la medicina popular asiática y del Lejano Oriente: Fomitopsis pinicola, Hericium erinaceus, Inonotus obliquus y Trametes versicolor. Se ha demostrado que estas especies de hongos apuntan selectivamente a ciertos tumores malignos.

El efecto deseado se logra gracias a los diversos compuestos bioactivos contenidos en los hongos: polifenoles, polisacáridos, glucanos, terpenoides, esteroides, cerebrósidos y proteínas. Estas sustancias no solo son capaces de alcanzar diferentes objetivos críticos dentro de los niveles de células cancerígenas, sino que también en ciertos casos estimulan sinérgicamente la quimioterapia.

Los científicos destacan que se eligieron cuatro especies de hongos debido a que sus propiedades medicinales están "relativamente bien descritas". "Algunos de ellos ya se usan activamente para la fabricación de medicamentos contra el cáncer en ciertos países. Sin lugar a dudas, hay muchas otras especies de hongos que contienen compuestos químicos para derrotar a las células cancerosas", aseguran.

"En la China antigua, los hongos fueron considerados como el tratamiento más efectivo para los diversos tipos de tumores. La fungoterapia contemporánea representa un campo prometedor para la investigación científica. Los compuestos químicos naturales que contienen los hongos tienen un gran efecto terapéutico y particularmente potencial anticancerígeno que aún no se ha estudiado por completo. De hecho, el 90 por ciento de las especies de hongos nunca han sido analizadas por sus actividades antibióticas y antitumorales", explica el investigador Vladimir Katanaev.

Actualmente en los laboratorios liderados por Vladimir Katanaev y Alexander Kagansky se llevan a cabo nuevos experimentos para revelar las actividades contra el cáncer de los extractos de setas. El objetivo de este trabajo es crear una nueva generación de medicamentos altamente específicos y poco tóxicos, que podrían dirigirse a diferentes tipos de tumores.