INDICADAS PARA VARIOS TRASTORNOS MENTALES

Investigadores españoles desarrollan un nuevo método para sintetizar benzodiazepinas

Publicado 11/02/2015 15:07:39CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) han desarrollado un método de síntesis de las benzodiazepinas, indicados para el tratamiento de varias enfermedades mentales como la ansiedad, el insomnio y la epilepsia, que permite examinar nuevas áreas de aplicación biológica a nivel esqueletal, funcional y estereoquímico hasta ahora inexploradas.

Las benzodiazepinas forman parte de los denominados 'anillos privilegiados' que incluyen multitud de medicamentos, un término que alude a compuestos cíclicos con al menos un elemento diferente del carbono, lo que los convierte en anillos heterocíclicos.

Gracias a su capacidad para modular dianas biológicas distintas, estos anillos heterocíclicos proporcionan un considerable número de fármacos para tratar patologías de muy distinta índole, entre otras cosas por su baja incidencia de efectos adversos. Además, permiten avanzar de manera más rápida y racional durante las distintas fases de búsqueda y descubrimiento de fármacos.

En este caso, un trabajo dirigido por el profesor Eddy Sotelo ha permitido definir una estrategia sintética eficiente, rápida y respetuosa con el medioambiente, demostrando que la complejidad molecular no está reñida con la simplicidad experimental.

El nuevo método, publicado en la revista 'Journal of Organic Chemistry', ha permitido obtener más de 80 moléculas representativas, cuya singularidad estructural ha sido validada durante la fase de evaluación farmacológica.

Además de compuestos con excelente acción ansiolítica, y previa manipulación estructural para eliminar los efectos sobre el sistema nervioso central, se han identificado también moléculas muy potentes sobre dianas terapéuticas validadas en enfermedades como la diabetes, el asma o la tuberculosis.

APLICACIONES EN OTRAS PATOLOGÍAS

Los resultados de esta investigación, en la que también han participado científicos de las universidades de Vigo y Valencia, suponen un hito en el trabajo del equipo, que centra buena parte de sus esfuerzos en el desarrollo de estrategias sintéticas multicomponente con el objetivo de acelerar los procesos de generación y optimización de candidatos a fármacos, especialmente aquellos orientados a patologías como el glaucoma, la enfermedad de Parkinson, el asma o el cáncer.

Con más de 30 benzodiazepinas en uso clínico, ningún otro anillo privilegiado ha contribuido tanto al arsenal terapéutico, dando lugar a numerosos medicamentos comerciales de uso generalizado entre los que se encuentran algunos muy conocidos, como 'Valium', 'Orfidal', 'Lexatin' o 'Trankimazin'.

Aunque la verdadera singularidad de este tipo de estos anillos reside en la diversidad de sus aplicaciones terapéuticas, destacando no sólo sus efectos en el tratamiento de trastornos psiquiátricos, sino también su utilización como relajante muscular y coadyuvante en anestesia odontológica o endoscópica.

La manipulación estructural del anillo benzodiazepínico en el laboratorio ha permitido eliminar la actividad sobre el sistema nervioso central, abriendo así la puerta al desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de patologías totalmente distintas, como el cáncer, la inflamación, la malaria, trastornos circulatorios o enfermedades autoinmunes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter