Incrementar la cuota de genéricos del 23% al 40% generará un ahorro de 320 millones de euros en 2010, según la patronal

Actualizado 06/05/2010 16:14:22 CET

El sector puede llegar a perder hasta 2.000 empleos y casi la mitad de su facturación anual con la entrada en vigor del Real Decreto

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), Raúl Díaz-Varela, asegura que duplicar la cuota de participación de unidades genéricos --que actualmente se encuentra en un 23 por ciento de cuota-- hasta el 40 por ciento generará un ahorro adicional de 320 millones de euros en 2010, de los cuales el 66 por ciento (217 millones de euros) se originarían actuando sólo sobre 10 moléculas de mayor impacto económico.

La patronal de medicamentos genéricos ha presentado este jueves en rueda de prensa un informe de propuestas al Ministerio de Sanidad y Política Social, a través de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, en la que incluye tres propuestas más que ayudarán a corto plazo al sector; y un objetivo a medio plazo que es aumentar su cuota al 46 por ciento en los próximos tres años.

Así, ha propuesto asociar la prescripciones por principio activo a la dispensación obligatoria de un medicamento genérico; conseguir cuotas mínimas de prescripción superiores al 30 por ciento en el médico de Atención Primaria y al 20 por ciento en médicos Especialistas; y, para futuras Órdenes Ministeriales, desde la AESEG se pide que se mantenga el umbral mínimo en 3,12 euros (PVP IVA) y asegurar que el producto que marca el precio de referencia esté comercializado y tenga una mínima participación de mercado del 2 por ciento que garantice el abastecimiento.

"Ya no hay espacio para seguir bajando precios si el mercado no crece de forma significativa", explica Díaz-Varela, quien afirma que "después de hacer un esfuerzo necesitamos que se aumente el volumen porque será la única manera que de que hagamos entre todos sostenible el sector". Asimismo, recuerda que bajar los precios de los genéricos puede producir desconfianza en el consumidor con estos fármacos.

En su opinión, desde las distintas Administraciones, tanto por parte del Gobierno como de las comunidades autónomas, se debe de dar un impulso a los genéricos de moléculas nuevas para obtener, en un periodo máximo de dos años, un 50 por ciento de cuota, ya que "realmente, el genérico cuando más ahorro genera son los primeros años, que es cuando el medicamento de marca tiene un precio alto y las compañías de genéricos tiene un precio más bajo".

Al mismo tiempo, Díaz-Varela afirma que desde la patronal se cree indispensable informar al ciudadano en un conocimiento mayor de los genéricos, "tanto a los pacientes, como a los médicos como al colectivo farmacéutico", de modo que se le pueda "involucrar" en la toma de decisiones. "Si al paciente se le dice que cuando reciba una receta de genéricos va a pagar menos que con uno de marca, muchas veces será el propio paciente el que se lo solicite al médico", explica.

No obstante, "debe ser el Gobierno con voluntad política quien impulse un Plan de medidas a corto plazo y que las comunidades autónomas se lo crean y lo apliquen cuanto antes mejor", añade.

DE 9,5 AL 7%

La reducción de precios --rebaja de un 25%-- tras la aplicación inmediata del Real Decreto de Racionalización del Gasto Farmacéutico supone para los medicamentos genéricos un impacto directos sobre su cuota de mercado en valores del sector que se reduce del 9,5 por ciento actual hasta un 7 por ciento, situándose aún más lejos de la media europea que se sitúa entre el 30 y 35 por ciento.

Asimismo, el director general de la AESEG, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, ha insistido en que la medidas introducidas por sanidad supondrán "un duro golpe para el sector" que puede llegar a perder hasta 2.000 empleos y casi la mitad de su facturación anual, además de poner en riesgo la supervivencia de lagunas compañías así como el mantenimiento de muchos fármacos que no pueden sobrevivir con los precios fijados.

Por el momento, han cuantificado un impacto económico negativo para medicamentos genéricos de más de 600 millones de euros, lo cual representa alrededor del 50 por ciento del total de la facturación de estos fármacos en España.

En el mismo sentido, han dado a conocer la carta que la Asociación Europea de Medicamento Genéricos (EGA) ha mandado a la ministra Trinidad Jiménez en la que tacha el real decreto de "duro" y afirma que "pone en peligro la sostenibilidad económica de las empresas de AESEG".

A su juicio, "el objetivo sería doblar la penetración de los genérico en España a los largo de los próximos tres años". Así, propone instar a las autoridades a ofrecer incentivos financieros a los médicos; poner en marcha políticas coherentes de atención médica; establecer sistemas basados en incentivos presupuestarios; aumentar la concienciación entre los médicos; introducir mecanismos para recompensar a los farmacéuticos y lanzar campañas informativas.