Ibrutinib

'Imbruvica' (Janssen), junto con rituximab, es eficaz en el tratamiento de la macroglobulinemia de Waldenström

Publicado 06/06/2018 17:18:54CET

   MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El tratamiento con ibrutinib, registrado por Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson con el nombre de 'Imbruvica', en combinación con rituximab, es eficaz en pacientes con macroglobulinemia de Waldenström (MW) en recaída o refractaria y no tratados previamente, según los resultados de un análisis intermedio planificado de antemano del estudio fase 3 'iNNOVATE' ('PCYC-1127'), presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO, por sus siglas en inglés), celebrada recientemente en Chicago (Estados Unidos).

   En concreto, el estudio alcanzó su criterio de valoración principal demostrando una mejoría clínica y estadísticamente significativa de la supervivencia libre de progresión (SLP) en pacientes tratados con ibrutinib más rituximab en comparación con aquellos que recibieron placebo más rituximab. La combinación de ibrutinib con rituximab redujo significativamente el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte en un 80 por ciento comparada con la de placebo y rituximab.

   Además, los criterios de valoración secundarios, incluyendo la tasa de respuestas, el tiempo hasta el siguiente tratamiento, la mejoría sostenida de la hemoglobina y el número de pacientes con efectos adversos apoyaron el criterio de valoración principal. A tenor de estos resultados, un comité independiente de monitorización de los datos recomendó el desenmascaramiento del estudio 'iNNOVATE' a finales del pasado año.

   Ibrutinib, es el primer inhibidor de la tirosina cinasa de Bruton (BTK) de su grupo, desarrollado y comercializado por Janssen Biotech y Pharmacyclics LLC, una compañía de Abbvie. "Estos datos demuestran que el tratamiento con ibrutinib más rituximab produjo una notable mejoría de la supervivencia libre de progresión en pacientes con macroglobulinemia de Waldenström en todas las líneas de tratamiento, independientemente de los subtipos de pacientes, en comparación con placebo más rituximab", ha comentado el principal del estudio 'iNNOVATE', Meletios A. Dimopoulos.

   Y es que, prosigue el investigador, no solo se constató una diferencia estadística y clínica notable en cuanto a eficacia en comparación con rituximab en monoterapia, sino que la combinación de ibrutinib y rituximab no dio lugar a ninguna señal de seguridad imprevista.

   En julio de 2015, ibrutinib recibió la autorización de la Comisión Europea (CE) como opción de tratamiento para pacientes adultos con MW que han recibido al menos un tratamiento previo o en tratamiento de primera línea en pacientes en los que la inmuno-quimioterapia no se considera apropiada, convirtiéndose en el primer tratamiento aprobado por la CE para este raro linfoma B.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.