Identifican un fármaco para tratar de forma coordinada un tipo de cáncer de pulmón

Alberto VIllanueva y Ernest Nadal
IDIBELL
Publicado 12/06/2018 14:22:30CET

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigación internacional, con participación del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO), ha identificado en modelos animales un nuevo fármaco para tratar uno de los principales tipos de cáncer de pulmón, llamado el de célula no pequeña (NSCLC).

El uso de los modelos 'in vivo' avanzados de cáncer de pulmón que han desarrollado en los últimos años los investigadores del Idibell y el ICO Alberto Villanueva y Ernest Nadal ha resultado clave en la elaboración del estudio, publicado por 'Nature Medicine'.

Los investigadores han demostrado que la inhibición de SHP2/PTPN11 con el fármaco SHP099, en ratones con tumores humanos de cáncer de pulmón y mutación en el gen K-ras es efectiva, ha informado este martes el Idibell en un comunicado.

La proteína SHP2 tiene un papel de enlace entre los receptores tirosina quinasa --receptores del factor de crecimiento epidérmico-- de la membrana celular y la vía de señalización RAS-RAF-MEK-ERK, de gran importancia en el desarrollo de los tumores.

El estudio demuestra, en el subtipo de cáncer de pulmón NSCLC, que el uso de este nuevo inhibidor potencia, en los modelos animales desarrollados en el Idibell, el efecto de los inhibidores de la proteína MEK, ya usados actualmente en el tratamiento de pacientes de cáncer de pulmón avanzado.

Combinados, ambos tratamientos consiguen potenciar la inducción de senescencia en las células tumorales, una realidad que abre un futuro para una terapia combinada que resulte efectiva para el importante grupo de pacientes de pacientes de cáncer de pulmón que son portadores de mutaciones en la proteína K-ras y que, aproximadamente, representan el 25-30% de los pacientes con cáncer de pulmón.

XENOINJERTOS

El Idibell ha resaltado la relevancia de los xenoinjertos ortopédicos como herramientas fundamentales para identificar nuevos tratamientos y se añade a los éxitos del modelo experimental, ya alcanzados en otros tipos tumorales.

El método, que consiste en la implantación ortotópica de muestras de tumor humanas en órganos de ratones inmunosuprimidos, ha sido reconocido como uno de los modelos de investigación tralacional más avanzados y fiables para el estudio de nuevas terapias contra el cáncer.