'Gazyva' (Roche) retrasa más de 2 años la progresión de la leucemia linfática crónica

Gazyva
ROCHE
Actualizado 07/10/2014 9:50:16 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo anticuerpo monoclonal de la farmacéutica suiza Roche, cuyo nombre comercial es 'Gazyva', ha demostrado que puede reducir el riesgo de progresión o muerte de la leucemia linfática crónica en un 61 por ciento, logrando retrasar en más de dos años la evolución de uno de los tumores sanguíneos más frecuentes.

Así se desprende de los resultados de un estudio realizado en colaboración con el Grupo Alemán de estudio de esta enfermedad cuyos datos se presentarán en el próximo Congreso Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH, por sus siglas en inglés) que se celebrará en diciembre en Nueva Orleans (Estados Unidos).

El fármaco ya ha sido aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) en combinación con clorambucilo para pacientes con LLC recién diagnosticados, y está a la espera de recibir la autorización de las autoridades europeas.

En el estudio, en el que han participado más de 700 pacientes que no habían recibido tratamiento previo y presentaban otras comorbilidades, se comparó su uso con el tratamiento con rituximab, desarrollado por la misma farmacéutica con el nombre de 'Mabthera', en ambos casos en combinación con la quimioterapia clorambucilo.

Así, se vio que los pacientes tratados con esta nueva terapia eran capaces de vivir un año más sin que aparecieran los síntomas de la enfermedad (supervivencia libre de progresión, SLP), alcanzando una mediana superior a los dos años (26,7 meses), frente a los 15,2 meses del grupo tratado con rituximab.

Para el doctor Hal Barron, director médico y responsable del Desarrollo de Productos de Roche, la relevancia de estos nuevos resultados radica en que "por primera vez se ha demostrado que incrementa significativamente la supervivencia libre de progresión frente a rituximab".

La comparación directa de ambos biológicos refleja una diferencia clara en términos de tasa de respuesta completa (21% para 'Gazyva' frente a 7% para 'Mabthera') así como un incremento diez veces mayor (29,4% frente a 2,5%) en el porcentaje de pacientes tratados que consiguieron negativizar la enfermedad mínima residual (EMR), entendida ésta como enfermedad no detectable en la sangre al final del tratamiento.