La finasterida no aumenta el riesgo de morir por cáncer de próstata

Pastillas
PIXABAY - Archivo
Publicado 21/05/2018 7:26:33CET

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Veinticinco años después de su apertura para la inscripción, el histórico Estudio de Prevención del Cáncer de Próstata ha emitido un veredicto final: la finasterida, un medicamento común bloqueador de hormonas, reduce el riesgo de contraer cáncer de próstata en los hombres sin aumentar el riesgo de morir a causa de la enfermedad. Los hallazgos iniciales sugirieron que puede haber un vínculo entre el uso del medicamento y una forma más letal de cáncer de próstata, pero el seguimiento a largo plazo muestra que no es así.

   El doctor Ian Thompson Jr., investigador principal del ensayo de prevención del cáncer de próstata SWOG, o PCPT, presentará los hallazgos este sábado en la lectura del 'Journal of Urology' en la reunión anual de la Asociación Americana de Urología 2018, que se celebra en San Francisco, Estados Unidos. Se trata de la cita más grande de urólogos en el mundo.

   "Lo que ahora podemos decir es que la finasterida no solo reduce significativamente el riesgo de cáncer de próstata en un hombre, sino que es segura para su uso en base a un seguimiento a muy largo plazo en nuestro estudio --dice Thompson--. En PCPT, no encontramos un mayor riesgo de muerte por cáncer de próstata en los hombres que tomaron finasterida en comparación con los que no la tomaron. Estos resultados son transformacionales. El cáncer de próstata es el cáncer más común diagnosticado en los hombres estadounidenses, y hemos encontrado medicamento económico que puede prevenirlo. Me complace informar que hemos respondido a las preguntas y pasado página".

   Thompson es presidente del comité de cáncer genitourinario de SWOG, supervisa el desarrollo de todos los estudios de cáncer urológico para el grupo de ensayos clínicos sobre cáncer financiado con fondos federales, y es presidente del Hospital CHRISTUS Santa Rosa-Medical Center en San Antonio, Texas, Estados Unidos, y profesor emérito en del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas.

   Thompson dirigió el famoso PCPT de SWOG. Él y su equipo se propusieron determinar si la finasterida, un medicamento utilizado para tratar los síntomas del agrandamiento de próstata y la calvicie de patrón masculino, prevendría el cáncer de próstata en hombres mayores de 55 años. En ese momento, los científicos y médicos sabían que el cáncer de próstata era hormonalmente sensible, y la finasterida, el primer inhibidor de la 5-alfa-reductasa, que actúa como objetivo y bloquea la acción de los andrógenos como la testosterona, estaba disponible para su análisis.

   El PCPT asignó al azar a 18.882 hombres de 1993 a 1997 a finasterida o un placebo, lo que lo convirtió en uno de los ensayos de prevención del cáncer más grandes que se hayan realizado. La intervención de prueba se detuvo en 2003 cuando los científicos encontraron un resultado significativo y positivo: la finasterida redujo el riesgo de cáncer de próstata en un 25 por ciento.

LA FDA PUSO UNA ADVERTENCIA SOBRE ESTE MEDICAMENTO

   Pero el estudio también mostró que la finasterida produjo un pequeño aumento en el número de cánceres de próstata de alto grado, un resultado negativo que dio lugar a una advertencia publicada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) sobre las etiquetas de los medicamentos recetados para señalar efectos secundarios que amenazan la vida.

   Los análisis subsecuentes de SWOG de datos del PCPT revelaron beneficios inesperados de finasterida. Mejoró la detección del cáncer de próstata en exámenes de detección y biopsias, y también mejoró la detección de cánceres de alto grado. El análisis adicional también puso de manifiesto que los hombres inscritos en el estudio vivieron casi la misma cantidad de tiempo, independientemente de si tomaron finasterida o placebo.

   Aun así, a pesar de la evidencia de los beneficios de la finasterida, la advertencia de la FDA tuvo un impacto: pocos hombres toman hoy el medicamento genérico para reducir su riesgo de cáncer. Como la mayoría de las muertes por cáncer de próstata son causadas por cánceres de alto grado, años de hallazgos de PCPT todavía dejaban una pregunta crítica sin responder: ¿aumentaría el número de cánceres de alto grado detectados en el PCPT hace años en más muertes por cáncer de próstata con el tiempo?

   Thompson y su equipo volvieron al estudio y relacionaron a los participantes con el 'National Death Index', una base de datos centralizada de información de registros de defunciones administrada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Este análisis permitió a los científicos determinar si había muerto un participante en el ensayo y determinar la causa de la muerte. Con casi 300.000 personas-año de seguimiento y una mediana de seguimiento de 18,4 años, encontraron 42 muertes debido al cáncer de próstata en el brazo de finasterida y 56 en el placebo. Por lo tanto, no hubo un aumento estadísticamente significativo del riesgo de muerte por cáncer de próstata con finasterida.

   "Este descubrimiento podría beneficiar a decenas de miles de hombres cada año en Estados Unidos mediante la identificación de un medicamento que puede prevenir de manera segura y efectiva el cáncer de próstata --dice Thompson--. El tratamiento para la enfermedad es costoso y puede tener efectos secundarios graves, como impotencia e incontinencia urinaria. Mi esperanza es que la decisión visionaria de nuestros colegas del Instituto Nacional del Cáncer para llevar a cabo este estudio y la evidencia científica que produjo estos últimos 25 años proporcionará un beneficio duradero para los pacientes".

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.