Contador

18 de noviembre: Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos

Farmaindustria aboga por la unión de autoridades, expertos, industria y pacientes para el uso prudente de antibióticos

Antibióticos, pastillas
GETTY
Publicado 17/11/2017 13:17:32CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Farmaindustria ha destacado la necesidad, con motivo de la celebración de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos y (del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, este sábado, de fomentar la colaboración entre autoridades sanitarias, profesionales, industria y pacientes para fomentar el uso prudente de antibióticos.

Y es que, sólo en el contexto europeo, según datos de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), cada año las resistencias antimicrobianas causan 25.000 muertes y generan un coste sanitario de 1.500 millones de euros. Además, el uso inapropiado de los antibióticos ha generado en las últimas décadas la aparición creciente de infecciones resistentes a estos fármacos, lo que se ha convertido en una amenaza para la salud pública global.

"Los antibióticos están indicados para infecciones bacterianas, por lo que su uso en otro tipo de infecciones, como las víricas, no es apropiado, y considera que es necesaria la colaboración de todos los agentes de la cadena del medicamento. Prevenir las infecciones es muy importante para combatir las resistencias, y por eso la vacunación constituye un elemento esencial en la lucha contra este problema: si la población está vacunada, el número de infecciones es mucho menor y, por consiguiente, la posibilidad de uso inapropiado de antibióticos también disminuye", ha comentado el director del departamento técnico de Farmaindustria, Emili Esteve.

Junto al uso adecuado de los fármacos ya existentes, otra de las vías para afrontar el problema es la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos antibióticos, un reto complejo que requiere también de la colaboración de todos los agentes.

En este sentido, Esteve ha recordado que la investigación de la industria farmacéutica aspira a obtener un retorno desde el punto de vista científico, de manera que los nuevos antibióticos sean realmente eficaces en su cometido de eliminar microorganismos que afectan a los pacientes.

"Pero también necesita obtener un retorno a la inversión que requiere el proceso de investigación y desarrollo de un medicamento. Obtener este tipo de retorno es especialmente complicado en el caso de los nuevos antibióticos porque, por razones sanitarias, estos fármacos se deben circunscribir a un número limitado de pacientes, están reservados para cuando no hay otra solución y por lo tanto en este caso el número de envases que se consumen es muy reducido", ha añadido.

En consecuencia, prosigue el representante de Farmaindustria, se trata de una situación "muy compleja" que no favorece a la investigación de los nuevos antibióticos y que debe solucionarse por parte de las autoridades a través de nuevos incentivos que favorezcan la investigación en este terreno.

BUSCAR NUEVOS MODELOS ECONÓMICOS

En la misma línea, el presidente la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (EFPIA), Stefan Oschmann, ha recordado que la industria farmacéutica participa activamente en el programa europeo 'Nuevos medicamentos para microbios malos', que se enmarca en la citada 'Iniciativa de Medicamentos Innovadores' y que, desde la colaboración, busca incentivar la investigación de nuevos antibióticos y mejorar el conocimiento sobre los agentes patógenos. La iniciativa está dotada con 700 millones de euros, de los que la mitad proceden de compañías farmacéuticas.

"El reto fundamental consiste en superar la paradoja de que (por razones sanitarias) cada nuevo antibiótico va a ser escasamente utilizado, y por eso hemos de buscar nuevos modelos económicos que permitan generar incentivos financieros sostenibles para los laboratorios que están trabajando en el desarrollo de estos medicamentos", ha explicado Oschmann.

Dicho esto, el presidente de EFPIA ha insistido en que para afrontar con garantías la resistencia a los antibióticos es necesaria la colaboración entre gobiernos, industria farmacéutica humana y veterinaria, profesionales sanitarios, expertos en medio ambiente, profesionales del sector agropecuario y pacientes, ya que sólo mediante medidas conjuntas se logrará encontrar la solución a este problema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter