Las farmacias niegan que la desfinanciación de medicamentos de 2012 haya devaluado las pensiones de los jubilados

Farmacia, farmacias, medicamento, medicamentos, medicina, medicinas
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 09/03/2018 18:04:28CET

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación Empresarial de Farmacias Españolas (FEFE) asegura que la desfinanciación de más de 400 medicamentos que aprobó el Gobierno en 2012 no ha devaluado las pensiones ni el poder adquisitivo de los jubilados, ya que estos fármacos eran para síntomas menores y "no representan una necesidad sanitaria de primer orden".

Así lo asegura la patronal de las oficinas de farmacia en su último informe del 'Observatorio del medicamento' de enero de 2018, en el que recuerda que el copago que se impuso ese mismo año a los pensionistas igualó prácticamente la revalorización del 0,25 por ciento de las pensiones.

La desfinanciación del mes de agosto de 2012 afectó a 19 grupos terapéuticos de los que se vendían en aquel momento 154 millones de unidades en el mercado general, aunque muchos de los productos afectados tenían una importante venta privada, fuera de la financiación con receta del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por ello, para FEFE insistir en que se ha privado de estos medicamentos y los beneficiarios del SNS no deja de ser un "discurso demagógico y con poco fundamento científico".

A juicio de la patronal de las farmacias, el efecto más negativo que tienen los procesos de desfinanciación es que el mercado se dirige a otros productos que continúan financiados, en algunos casos más caros, lo que produce un efecto de desplazamiento.

De hecho, defiende que los procesos de desfinanciación deben proseguir en el futuro, porque "mejoran la calidad del mercado financiado, en unos casos eliminando productos de escasa eficacia y, en otros, reforzando el mercado de autocuidado".

Por otro lado, FEFE ha analizado un reciente informe de IQVIA que hace una descripción de la farmacia media en España, que es aquella que cuenta con 2.125 habitantes, de los que 360 serían mayores de 65 años, y presenta una facturación de 850.000 euros anuales.

Aunque el margen bruto de estas ventas sería del 28,37 por ciento y el neto se reduciría al 9,18 por ciento, lamentan que ambos quedan "lastrados" por las deducciones que se practican en los medicamentos financiados y la práctica ausencia de cobro por servicios, incluidos los de urgencia.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.