Una exposición de dibujos recuerda la creatividad artística de los neurocientíficos de finales del siglo XIX

Inauguración de la exposición de la UPM 'El Jardín de la Neurología'
UPM
Actualizado 07/10/2014 1:23:51 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Campus de Excelencia Internacional de Montegancedo Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha inaugurado este jueves la exposición 'El Jardín de la Neurología', que muestra una colección de 31 dibujos publicados entre 1865 y 1914 considerados ejemplos representativos de esta época dorada de la creatividad artística aplicada a la neurociencia.

Entre sus autores están científicos como el español Santiago Ramón y Cajal, que contribuyeron de forma decisiva al nacimiento de la neurociencia moderna y, faltos de medios técnicos, se apoyaban en estos dibujos para desentrañar la compleja estructura y organización del sistema nervioso.

Las ilustraciones también fueron fuente de inspiración artística y por su creatividad podrían enmarcarse en movimientos artísticos como el modernismo, surrealismo, cubismo, impresionismo o arte abstracto, por lo que el cerebro se transforma en una fuente de inspiración artística.

Gracias a la extraordinaria variedad de técnicas y protocolos de tinción que fueron apareciendo con el paso de los años para desentrañar la compleja estructura y organización del sistema nervioso, se descubrió un hermoso mundo microscópico, con una combinación casi infinita de formas y múltiples colores, el jardín de la neurología.

"Aunque parezca sorprendente, una de las cualidades más significativas que permitieron el desarrollo de las investigaciones sobre el sistema nervioso fueron las habilidades artísticas de Cajal y de otros científicos importantes de su época, porque al no existir los medios técnicos ahora normales en cualquier laboratorio, el dibujo era la herramienta principal para ilustrar las imágenes microscópicas", explica el comisario de la exposición Javier De Felipe, director del Laboratorio Cajal de Circuitos Corticales, centro mixto de la UPM y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Además, este investigador ha recordado que uno de los obstáculos que los científicos tenían que superar era convencer a sus colegas de que sus observaciones eran veraces, aportando como única prueba sus dibujos. "El científico se convierte en un intérprete del mundo microscópico", asegura.

La exposición ha sido inaugurada por la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, que ha estado acompañada por el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el vicerrector de Planificación Académica y Doctorado, Juan José Moreno, y el director del Centro de Apoyo a la Investigación Tecnológica (CAIT) de la UPM, Gonzalo León.