Expertos lamentan que la adherencia al tratamiento del asma no supere el 50% pese a los nuevos fármacos

Jornada 'Origen' organizada por AstraZeneca
ASTRAZENECA
Publicado 13/12/2017 18:28:16CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos fármacos del asma permiten un control de la enfermedad pero, pese a ello, actualmente más del 50 por ciento de los pacientes tiene una pobre adherencia al tratamiento, según han destacado diferentes expertos durante la jornada 'Origen', organizada por AstraZeneca en Madrid.

El problema de este mal control, han señalado, es que puede llevar a agudizaciones, en muchos casos graves y que requieran hospitalizaciones, situación que podría evitarse con un tratamiento de mantenimiento y alivio apropiado.

"Aunque llevamos muchos años trabajando en temas como la adherencia al tratamiento o la educación de los pacientes, y a pesar del esfuerzo invertido, los resultados siguen estando muy por debajo de lo esperado", ha lamentado el director del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Vicente Plaza.

Por su parte, el director del Instituto de Investigación Médica de Nueva Zelanda, Richard Beasley, ha puesto de relieve el impacto que el asma tiene en la vida de los pacientes, según su gravedad y control.

En ese sentido, tradicionalmente el tratamiento del asma recién diagnosticado comienza con un inhalador de alivio beta-agonista de acción corta (SABA, por sus siglas en inglés), que son efectivos en el alivio de síntomas pero "no tienen ningún efecto beneficioso para reducir la inflamación de las vías respiratorias".

En cuanto a las personas con asma grave o moderado, la mayoría hacen uso de broncodilatadores que, ante síntomas persistentes, generan un alivio inmediato pero que, a largo plazo, no abordan realmente la inflamación crónica, que es la causa principal de la enfermedad. En este sentido, el 24 por ciento de los pacientes con asma mal controlada utiliza y confía en gran medida en la medicación de alivio.

"Cuando el paciente tiene síntomas utiliza, en muchos casos a su criterio, su medicación de rescate con la que se siente cómodo y habituado, y con la que experimenta un alivio rápido", ha reconocido Plaza, con el inconveniente de que "el paciente no es consciente de que esta medicación no trata la causa real de su enfermedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter