I Foro Paradigma

Expertos dicen que la terapia sustitutiva con inmunoglobulinas prolonga la supervivencia en inmunodeficiencias primarias

Foro Paradigma
SHIRE
Publicado 29/01/2018 17:57:32CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el 'I Foro Paradigma', organizado por la compañía biotecnológica Shire, para formarse en las últimas novedades sobre el diagnóstico y el tratamiento de las inmunodeficiencias primarias (IDP), patologías que afectan tanto a niños como a adultos y que, por su complejidad, requieren un alto nivel de especialización por parte de los profesionales implicados.

Se trata de un grupo heterogéneo de trastornos minoritarios que se caracterizan por la alteración cuantitativa y/o funcional de uno o varios componentes del sistema inmune innato y adaptativo, que resultan en una mayor predisposición a infecciones. En concreto, según el International Union of Immunological Societies Primary Immunodeficiency Diseases Classification Committee, existen más de 300 IDP diferentes.

Actualmente, el tratamiento de la mayoría de las IDP se basa fundamentalmente en la terapia sustitutiva con inmunoglobulinas y en la protección frente a infecciones.

En este sentido, los expertos han comentado que la terapia sustitutiva con inmunoglobulinas se administra por vía intravenosa (IgIV) cada 3-4 semanas en el hospital, con un tiempo de perfusión de 2 a 4 horas; por vía subcutánea (IgSC) una o dos veces por semana durante 1 o 2 horas de autoadministración en el domicilio; o por vía subcutánea facilitada (IgSCf), una vez cada 3 o 4 semanas, en un único punto de perfusión y con autoadministración en casa.

Concretamente, el tratamiento subcutáneo se asocia a una reducción del riesgo de acontecimientos adversos sistémicos en comparación con el tratamiento con IgIV. Por ello, con el objetivo de optimizar el manejo de los pacientes afectados, durante el foro se ha destacado la importancia de las distintas vías de tratamiento con inmunoglobulinas y la posibilidad de disponer de ellas para adaptar mejor el tratamiento a las características específicas de los pacientes.

"La existencia de estas dos vías de administración de IG, la intravenosa y la subcutánea, es muy importante para que los pacientes puedan organizar su administración en función de sus quehaceres diarios. La subcutánea puede administrase en el domicilio del paciente, lo que le puede permitir no alterar su rutina diaria, especialmente si se trata de personas con actividad estudiantil o laboral activa, no perdiendo horas de clase o de trabajo. En niños, evita a los padres tenerlos que acompañar al Hospital, evitando los problemas antes mencionados", ha explicado jefe clínico del servicio de Neumología del Hospital Universitari Vall d'Hebron de Barcelona, Xavier de Gracia.

En este sentido, el experto ha destacado el papel de las asociaciones de pacientes y la importancia del diálogo para conocer su realidad. "Un aspecto importante es el diálogo de los profesionales con los pacientes, a través de las asociaciones, a fin de conocer y darles alternativas en relación a sus diferentes circunstancias, obligaciones diarias y los requerimientos del tratamiento periódico", ha apostillado.

Finalmente, en el encuentro se ha destacado la labor que realiza Enfermería con los pacientes con inmunodeficiencias primarias en el día a día de la enfermedad. "El papel de enfermería en el tratamiento de los pacientes con inmunodeficiencias es fundamental e indispensable. El manejo autónomo e independiente por parte del paciente en su tratamiento con inmunoglobulinas subcutáneas le aporta una mejoría en su calidad de vida, que no podría llevarse a cabo sin la colaboración del equipo de Enfermería", ha zanjado la enfermera del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Marta Martín.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.