Un estudio insta a evitar tomar medicamentos que interfieren con el tratamiento contra la presión arterial

Medir la presión arterial
HLA - Archivo
Publicado 20/08/2018 12:05:40CET

MADRID, 20 Ago. (REUTERS/EP) -

Aproximadamente el 18 por ciento de las personas que toman pastillas para bajar su presión arterial también consume otros medicamentos, como antiinflamatorios no esteroides u hormonas, que reducen la eficacia de su tratamiento, halló el estudio, de acuerdo con los resultados de una investigación internacional publicada en la revista 'American Journal of Hypertension'.

Los investigadores estudiaron los datos de 521.028 adultos a los que les prescribieron pastillas contra la presión arterial por primera vez, y 131.764 personas que toman al menos cuatro píldoras diferentes para reducir esta condición.

"En algunos casos, el uso de estos medicamentos que interfieren con la presión arterial puede justificarse y el efecto secundario potencial de la elevación de la presión sanguínea puede ser aceptable para los pacientes. Pero en otros casos, puede existir la oportunidad para cambiar a tratamientos alternativos o volver a evaluar la necesidad de continuar el tratamiento que interfiere. Si estos medicamentos se pueden suspender, es posible que podamos reducir la necesidad de usar medicamentos adicionales para tratar un efecto secundario de otro fármaco", señala el líder del estudio, Andrew Hwang, de la Facultad de Farmacia Fred Wilson de High Point University en Carolina del Norte (Estados Unidos).

Entre las personas que recientemente fueron recetados con medicamentos para la presión arterial por primera vez, el 58 por ciento repitió las recetas que se sabe que aumentan la presión arterial, según ha concluido el estudio. Entre aquellas a las que se les recetaron cuatro o más medicamentos para la presión arterial, el 65 por ciento recibió también medicamentos que se sabe que aumentan la presión arterial después de intensificar su tratamiento contra esta condición.

"Los pacientes que necesitan medicamentos para la presión arterial deberían preguntarle a su médico si alguno de los otros fármacos que están tomando podría interferir. Y si los medicamentos para la presión arterial no funcionan, es importante considerar no solo otros que podrían influir en la presión arterial, sino también a base de hierbas, que se consideran inofensivos", detalla el doctor Gunnar Gislason, profesor de cardiología en el Hospital Universitario de Copenhague Herlev (Dinamarca).

En cualquier puntualiza que la forma en que diferentes medicamentos pueden aumentar la presión arterial varía. "Algunos, como los antiinflamatorios sin esteroides y las hormonas, elevan la presión arterial principalmente al hacer que el cuerpo retenga el exceso de líquido. Este efecto contrarresta el mecanismo de algunos medicamentos para la presión arterial como los diuréticos, que hacen que el cuerpo elimine el líquido", apunta Hwang.

Otros, continúa explicando, pueden causar elevación de la presión al contraer los vasos sanguíneos, aumentar la frecuencia cardíaca o una combinación de mecanismos. "También hay algunos medicamentos, como el paracetamol, que sabemos que aumentan la presión arterial, pero no sabemos cómo", ha añadido.