RETRASA UN 47% EL AVANCE DE LA ENFERMEDAD

Empresas.- Sanidad autoriza el uso de 'Tarceva' (Roche) como terapia de mantenimiento en cáncer de pulmón avanzado

Tarceva
ROCHE
Actualizado 20/12/2010 18:25:43 CET

Expertos aseguran que es el primer paso para cronificar esta dolencia

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha dado luz verde al uso del medicamento biológico erlotinib, comercializado con el nombre de 'Tarceva', como terapia de mantenimiento en pacientes con cáncer de pulmón avanzado que ya han respondido a un primer tratamiento con quimioterapia.

Dicho fármaco se administra por vía oral y, según los estudios realizados, mejora la supervivencia global de estos pacientes en un 39 por ciento, con una media de 11,9 meses. Además, esta nueva opción terapéutica retrasa un 47 por ciento el avance de la enfermedad en los pacientes con la enfermedad estable y amplía la posibilidad de recibir más líneas de tratamiento en el futuro.

En la actualidad el cáncer de pulmón avanzado se trata con quimioterapia o terapias dirigidas. Sin embargo, según indica la doctora Lola Isla, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, a partir de ahora el mantenimiento se incorpora como nueva estrategia terapéutica para prolongar la primera línea.

"Tras obtener el beneficio clínico que aporta la quimioterapia, podremos seguir dando al paciente un medicamento hasta que se produzca la progresión", explica esta experta, con el objetivo de retrasar el avance de la enfermedad y, "de este modo, mejorar la supervivencia y prevenir el deterioro clínico".

De hecho, según añade, al retrasar la progresión del cáncer de pulmón y prevenir ese deterioro más pacientes podrían tener la oportunidad de recibir más opciones de tratamiento, algo relevante cuando aproximadamente la mitad de los pacientes nunca llegan a recibir una segunda línea.

La doctora Isla recuerda que hace varias décadas "apenas podíamos ofrecer opciones a los pacientes con la enfermedad avanzada y "a muchos de ellos ni se les llegaba a tratar".

Sin embargo, la situación actual ha cambiado ya que ahora "hay algunos enfermos que se benefician de cuatro y cinco líneas de tratamiento y algún subgrupo de pacientes presentan ya una supervivencia espectacular", señala la doctora Isla.

OTROS BENEFICIOS

Pero los beneficios de esta nueva opción terapéutica no se limitan al control tumoral ya que, según la presidenta de la Sociedad Española de Psico-Oncología (SEPO) y psico-oncóloga del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, María Die Trill, el cáncer reduce significativamente la percepción de control que el enfermo siente sobre su vida y dicha percepción puede generarle una angustia considerable.

"Es común que al finalizar la quimioterapia se genere el temor a que su problema deje en ese momento de estar debidamente controlado", explica Die Trill, quien destaca que en las fases avanzadas acabar un tratamiento y esperar pasivamente hasta que la enfermedad progrese aumenta la sensación de indefensión.

En cambio, el hecho de recibir un fármaco oral en mantenimiento ayudará a los pacientes a llevar una vida más normal y con menos visitas al hospital, lo que repercutirá positivamente en ellos ya que "mejorará su estado de ánimo, y sus síntomas de tristeza y angustia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter