Empresas.- Laboratorios Ordesa amplía su mercado con potitos y complementos alimenticios infantiles

Actualizado 24/11/2010 19:29:59 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Laboratorios Ordesa ha ampliado su área de negocio con nuevos productos infantiles, así acaba de presentar en el mercado una amplia gama de potitos infantiles y el complemento alimenticio 'Symbioram' que favorece la flora intestinal.

Según informa la compañía de alimentación, con la incorporación de estos productos en su portfolio sigue apostando por la innovación como eje estratégico de crecimiento, además de que "consolida su perfil de empresa especializada en nutrición infantil suministrando productos que abarcan desde el nacimiento del niño hasta los 12 años".

Según explica su director general, José Campos, "Laboratorios Ordesa ya esta trabajando en nuevos productos que lanzaremos al mercado el próximo año". Además, ha recordado que la compañía, que tienen una previsión de finalizar el año con 128 millones de euros de facturación, "tiene en la innovación uno de sus ejes estratégicos y nuestra voluntad es seguir trabajando en esa línea".

Respecto a los nuevos productos, ha afirmado que aportan al mercado "valor añadido cuya demanda va en aumento". "Los tarritos infantiles complementan nuestro portfolio, compuesto por más de 100 referencias, y los complementos alimenticios son una categoría con un amplio potencial de crecimiento", ha señalado.

Los tarritos infantiles, que se comercializarán bajo la marca Blevit, son los únicos que contienen en toda la gama fructooligosacáridos, un compuesto de origen vegetal que proporciona el efecto bífidus que protege y equilibra el sistema digestivo e inmune de los niños. Los tarritos se comercializan en las variedades de fruta, carne y pescado; en el caso de los dos últimos, se combinan con verduras y hortalizas.

En la familia de los complementos alimenticios, ha lanzado 'Symbioram' que combina en su composición prebióticos y probióticos, permitiendo sumar las propiedades beneficiosas de ambos sobre la microflora intestinal. Así, facilita la recuperación del equilibrio de la flora intestinal, a base de fermentos lácticos vivos con acción probiótica (células vivas funcionales) y fibras prebióticas (sustrato con el que se alimentan) favoreciendo el incremento de bacterias beneficiosas en el organismo, como son los lactobacilos y las bifidobacterias.