Empresas.- Daiichi Sankyo completa el reclutamiento de pacientes para el ensayo de edoxabán en tromboembolismo venoso

Actualizado 26/10/2012 13:33:43 CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Daiichi Sankyo ha completado el reclutamiento de pacientes para el estudio en fase III Hokusai-VTE, que analiza el papel del inhibidor oral del factor Xa de toma única diaria edoxabán en el tratamiento y prevención de la recurrencia de tromboembolismo venoso en pacientes que han padecido una trombosis venosa profunda sintomática y aguda, embolia pulmonar o ambos.

"Nos enorgullece anunciar que hemos completado el reclutamiento de pacientes para Hokusai-VTE, el mayor estudio clínico global de su clase y del que esperamos ver los primeros resultados en 2013", ha señalado el presidente global de Investigación y Desarrollo de Daiichi Sankyo, Glenn Gormley.

Hokusai-VTE cuenta con la participación de aproximadamente 8.250 pacientes de más de 400 centros de 38 países de todo el mundo, entre ellos España. Su objetivo es reflejar la realidad de la práctica clínica mediante la introducción de una heparina estándar como terapia de introducción y un tratamiento flexible con una duración de tres, seis o doce meses. La dosis única diaria de edoxabán 60 miligramos será comparada con la terapia control a base de warfarina.

"Gracias a su riguroso diseño y amplia población de pacientes, el estudio Hokusai-VTE marca un importante paso en el desarrollo de la nueva clase de anticoagulantes orales, los inhibidores directos del factor Xa", ha señalado el presidente del Comité Directivo del estudio Hokusai-VTE, Harry Büller.

Edoxabán es un anticoagulante oral de toma única diaria en fase de investigación que inhibe de forma directa, específica y reversible el factor Xa, relevante en el proceso de coagulación sanguínea

Además de Hokusai-VTE, el programa de desarrollo clínico global de edoxabán incluye el estudio fase II ENGAGE AF-TIMI 48 sobre la prevención de ictus en pacientes con fibrilación auricular y que cuenta con la participación de más de 21.000 pacientes y 1.000 centros en 46 países de todo el mundo.