Empresas.- BAN2401 (Eisai y Biogen) logra ralentizar el deterioro clínico de los pacientes con Alzheimer

Publicado 27/07/2018 17:26:57CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

BAN2401, un anticuerpo protofibril antibeta-amiloide de Eisai y Biogen, logra ralentizar la progresión en la puntuación compuesta de la enfermedad de Alzheimer (ADCOMS) y reducir el amiloide acumulado en el cerebro, según las mediciones realizadas mediante PET amiloide (tomografía por emisión de positrones) y obtenidas en un ensayo fase II en el que han participado 856 pacientes con enfermedad de Alzheimer de aparición temprana.

Se trata de un trabajo aleatorizado, de grupos paralelos, doble ciego, controlado por placebo, realizado en 856 pacientes con deterioro cognitivo leve (DCL) debido a la enfermedad de Alzheimer o demencia leve de tipo Alzheimer con patología amiloide confirmada en el cerebro.

"Este es el primer estudio de etapa avanzada con anticuerpos antiamiloides que ha obtenido resultados estadísticamente significativos a 18 meses, lo que valida la hipótesis amiloide. Vamos a analizar estos resultados tan alentadores con las autoridades reguladoras para determinar cuál es el mejor camino a seguir. Continuamos trabajando con el objetivo de poder suministrar BAN2401 a los pacientes y profesionales sanitarios tan pronto como sea posible", ha comentado el director clínico y director médico, Neurology Business Group Eisai, Lynn Kramer.

La eficacia se ha evaluado a los 18 meses mediante estadísticas convencionales predefinidas de la puntuación ADCOMS, que combina ítems de la subescala cognitiva de la Escala de evaluación de la enfermedad de Alzheimer (ADAS-Cog), la suma de cajas de la escala de clasificación de la demencia (CDR-SB) y el examen del estado mental (MMSE) para permitir la detección sensible de cambios en los síntomas de la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana.

Los pacientes se aleatorizaron en cinco pautas posológicas, 2,5 mg/kg bisemanalmente (una vez cada dos semanas), 5 mg/kg una vez al mes, 5 mg/kg bisemanalmente, 10 mg/kg una vez al mes y 10 mg/kg bisemanalmente o placebo.

Los datos de primer nivel del análisis final del estudio demostraron una ralentización estadísticamente significativa de la progresión de la enfermedad en el criterio de valoración clave (ADCOMS) al cabo de 18 meses de tratamiento en pacientes que recibían la dosis más elevada (10 mg/kg dos veces a la semana), en comparación con placebo.

Asimismo, los resultados de los análisis mediante PET amiloide a los 18 meses, incluida la reducción en el cociente del valor de captación estandarizado (SUVR) de PET amiloide y la lectura visual de imágenes de PET amiloide con pacientes que han pasado de valores positivos a negativos de amiloide en el cerebro, también fueron estadísticamente relevantes con esta pauta posológica.

Del mismo modo, se observaron cambios relacionados con la dosis respecto al nivel basal en los resultados de la PET y los criterios de valoración clínicos. Además, la dosis de tratamiento más elevada con BAN2401 comenzó a mostrar beneficios clínicos estadísticamente significativos según las mediciones de la puntuación ADCOMS a partir de los 6 meses e incluso después los 12 meses.

BAN2401 mostró un perfil de tolerabilidad aceptable durante los 18 meses en los que se administró el fármaco en estudio. Los acontecimientos adversos emergentes del tratamiento más comunes fueron las reacciones relacionadas con la infusión y las anomalías en las imágenes relacionadas con el amiloide (ARIA).

Las reacciones relacionadas con la infusión fueron en su mayoría de intensidad leve a moderada, mientras que la incidencia de ARIA-E (edema) no superó el 10 por ciento en ninguno de los grupos de tratamiento, y fue inferior al 15 por ciento en pacientes con APOE4 a los que se administraba la dosis más elevada, según los procedimientos de seguridad y notificación del protocolo del estudio.

Tal y como se informó en diciembre de 2017, el estudio no alcanzó su medida de resultado principal, que se había diseñado para permitir una entrada potencialmente más rápida en el desarrollo de la fase III basado en el análisis bayesiano a los 12 meses de tratamiento.

Tras el análisis final a los 18 meses utilizando un método estadístico convencional predefinido, el estudio demostró una ralentización estadísticamente significativa de la progresión de la enfermedad en el criterio de valoración clave (ADCOMS) al cabo de 12 meses de tratamiento en pacientes a los que se administraba la dosis más elevada (10 mg/kg dos veces a la semana), en comparación con placebo.