Destruye la flora intestinal

El desproporcionado y peligroso consumo de amoxicilina más ácido clavulánico en España

Pastilla, antibiotico, hombre, medicamento, fármaco
GETTY
Publicado 15/02/2018 17:23:54CET

   MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La amoxicilina más ácido clavulánico se consume 40 veces más en España que en Alemania, a pesar de que se sabe que destruye una cantidad "importante" de flora intestinal, la cual protege al organismo frente a las resistencias bacterianas, según ha alertado el director de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva (UCEIMP) del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, José Miguel Cisneros Herreros.

   Este antibiótico, que tiene un "gran impacto ecológico", se receta en las consultas de Atención Primaria para el tratamiento de diversas infecciones y, de hecho, se calcula que supone el 50 por ciento del consumo de antibióticos en los servicios de Medicina de Familia.

   Un uso problemático si se tiene en cuenta que, a nivel general, España está a la cabeza del mundo en incidencia por bacterias multirresistentes por la utilización indiscriminada de estos fármacos. A todo ello se une el hecho de que las infecciones por bacterias van a causar, según el informe 'O'Neill' realizado por el Gobierno de Reino Unido en 2016, más muertes por resistencias a los antibióticos que el cáncer en el año 2050, convirtiéndose así en la primera causa de fallecimiento por enfermedad en el mundo.

   "Estamos ante un problema de salud pública porque la bacteria resistente se puede transmitir a otra persona, por lo que nos podemos encontrar en un futuro la situación de que los antibióticos no son tan viables por el aumento de las resistencias y multirresistencias", ha apostillado el jefe del servicio de Microbiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Rafael Cantón, durante la jornada 'Pasado, Presente y Futuro de los Antibióticos', un proyecto de responsabilidad social corporativa de Reig Jofre y la Fundación Isabel Gemio.

   A esta situación se ha llegado, a juicio del consejero delegado de Reig Jofre, porque, aunque los antibióticos son uno de los hitos más importantes del siglo XX, su uso de ha banalizado. Esta opinión ha sido corroborada por el doctor Cisneros Herreros quien, además, ha destacado lo "extraordinariamente generoso" que es el Sistema Nacional de Salud (SNS) porque "cualquier médico", desde el de cabecera hasta el intensivista, prescribe antibióticos "en un solo 'click'".

   "La medicina moderna no es posible realizarla sin poner un antibiótico", ha avisado, para insistir en la alerta de utilizarlos indiscriminadamente y lamentar que el nivel de "sensibilización" social sobre el problema de las resistencias bacterianas sea "desproporcionadamente inferior" a la gravedad que supone para la salud de la población.

EXCASA FINANCIACIÓN DEL PLAN NACIONAL DE RESISTENCIAS A LOS ANTIBIÓTICOS

   Dicho esto, el también presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha llamado la atención sobre el hecho de que las resistencias a los antibióticos no causen tanta alarma social como otras crisis sanitarias, por ejemplo el ébola, a pesar de que la "magnitud" que representa en muerte y sufrimiento es "incomparable" con el resto.

   "Es una situación digna de estudio sociológico. Las resistencias a los antibióticos crecen sin cesar y se extienden con la globalización. Las estimaciones prevén millones de muertes y una vuelta a la época preantibiótica", ha enfatizado el doctor Cisneros Herreros.

   Una de las soluciones que han aportado los expertos para solucionar esta problemática es aumentar la financiación del Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos.

   "Tenemos un buen plan, pero muchas de sus líneas estratégicas deben estar dotadas económicamente para poder actuar sobre ellas", ha recalcado el doctor Cantón, a lo que el doctor Cisneros Herreros ha añadido que igual que el tema de la hepatitis C se ha resuelto "muy bien" en España gracias a la financiación, la resistencia bacteriana también podría mejorarse si se la dotase con una financiación "necesaria, real y tangible".

    Asimismo, ambos especialistas han subrayado la necesidad de concienciar a los profesionales médicos y a la sociedad general sobre la importancia del uso responsable de los antibióticos. Precisamente, han recordado el 'Proyecto Pirasoa' llevado a cabo en Andalucía y que ha permitido reducir progresivamente el consumo de antibióticos y, por ende, las resistencias y multirresistencias, demostrando así que se trata de un "fenómeno biológico reversible".

   Finalmente, durante el encuentro, el subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Carlos Lens, ha presentado su libro 'Oleadas de esperanza', una novela histórica sobre la investigación y desarrollo de los fármacos antiinfecciosos durante el siglo XX.

   "Los antibióticos son uno de los grandes avances de la ciencia del siglo XX y debemos prestar un poco de atención a todo lo que está ocurriendo y pensar que lo mejor es acudir a un médico ante una infección, ya que tratarla mal puede significar abrir el campo a la aparición de cepas multirresistentes", ha zanjado Lens.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.