SEGÚN UN ESTUDIO

El consumo de antibióticos disminuiría un 60% si se "empodera" al paciente

Pastillas, fármacos
FLICKR/PSYBERARTIST/CCBY2.0
Publicado 22/12/2015 11:56:17CET

   BARCELONA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El consumo de antibióticos para tratar infecciones respiratorias se puede reducir más de un 60 por ciento si el profesional "empodera" al paciente a partir de la prescripción diferida, según un estudio publicado en la revista 'Jama Internal Medicine', en colaboración del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

   Se trata de un ensayo clínico multicéntrico realizado durante tres años en 23 centros de atención primaria (CAP) de Cataluña, Madrid, País Vasco y Navarra con una muestra de 400 pacientes, e impulsado por investigadores del grupo de Epidemiología Clínica y Servicios Sanitarios del instituto de Investigación Biomédica Sant Pau y de ambulatorios de Barcelona, Mataró, Badalona, Tarragona, Canet de Mar y Viladecans.

   Las infecciones respiratorias agudas son uno de los principales motivos de consulta en la Atención Primaria, y la mayoría de éstas se resuelven por sí mismas, si bien buena parte de los pacientes con esta infección reciben antibióticos actualmente.

La prescripción diferida es una estrategia de promoción de un "uso más racional" de los antibióticos en este tipo de infecciones, consistente en instruir al paciente para que los tome solo si los síntomas no mejoran o empeoran días después de la visita.

ENSAYO CLÍNICO

   El ensayo ha comparado la eficacia y la seguridad de dos estrategias de prescripción diferida con la prescripción antibiótica inmediata y con la no prescripción.

   En las estrategias diferidas, los pacientes presentaron síntomas con una severidad y una duración ligeramente mayor pero clínicamente similar a los de la prescripción inmediata, y mostraron una reducción drástica (60%) del consumo de antibióticos en comparación con estos últimos, ha informado el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp).

   La percepción de que los antibióticos no son efectivos o no son muy efectivos fue superior en los dos grupos de prescripción diferida en comparación con los de la no prescripción o la prescripción inmediata, y la satisfacción fue similar en todas las estrategias.

   "Las estrategias diferidas pueden ser útiles en pacientes con infecciones respiratorias agudas no complicadas para ayudar al uso racional de los antibióticos, principalmente en casos de duda sobre la necesidad de utilizarlos", ha concluido Alonso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter