'Cinqaero' (TEVA) reduce un 54% las exacerbaciones en asma grave

Encuentro TEVA
TEVA
Publicado 29/01/2018 14:31:37CET

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Reslizumab, registrado por TEVA con el nombre de 'Cinqaero' y disponible en España desde el pasado mes de septiembre, reduce un 54 por ciento las exacerbaciones en pacientes con asma grave, tal y como se ha recordado durante la jornada 'Comienza una nueva etapa', organizada por el laboratorio farmacéutico en Madrid.

   Precisamente, según ha informado el jefe de servicio y responsable de la Unidad de Asma del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, Luis Pérez de Llano, se está llevando a cabo en España un ensayo clínico con reslizumab en 10 centros con unidades de asma grave en 30 pacientes que habían fracasado previamente con todos los fármacos disponibles hasta le fecha, es decir, personas que se han quedado huérfanas de tratamiento.

   "Los resultados preliminares son muy prometedores y esperamos que puedan ser publicados a lo largo de este año", ha dicho el experto durante el encuentro en el que también ha participado el neumólogo en el St. Joseph's Healthcare Hamilton de Canadá, Parameswaran Nair, quien ha añadido que reslizumab es efectivo para el tratamiento de pacientes con asma grave eosinofílica, que no responden a altas dosis de corticosteroides inhalados y broncodilatadores.

   Este tipo de asma se caracteriza por la presencia de una célula, el eosinófilo, en la sangre y el esputo, a pesar de dosis altas de glucocorticoides. Suele ser de inicio tardío y puede asociarse con pólipos nasales, rinosinusitis e infecciones del tracto respiratorio.

   Ante esto, 'Cinqaero' es capaz de suprimir los eosinófilos de forma rápida, con lo que disminuye de forma notable el riesgo de crisis de asma, y mejora los síntomas y la función pulmonar del paciente. "Se administra mensualmente por vía intravenosa y que su dosis se ajusta dependiendo del peso del enfermo, por lo que en pacientes con asma grave corticodependiente, reslizumab administrado por vía intravenosa y a una dosis ajustada por peso fue superior en los relativo a control de asma y suprimió mejor la eosinofilia en esputo que un fármaco a dosis fija", ha argumentado Nair.

RETOS Y PRÓXIMOS PASOS EN EL TRATAMIENTO DEL ASMA

   Por otra parte, y debido a que el asma es una enfermedad que se puede controlar con tratamiento inhalado en una gran mayoría de los pacientes, el doctor Pérez de Llano ha comentado que el reto es lograr que éstos utilicen la medicación de forma adecuada.

   "En los pacientes graves, las líneas de futuro pasan por conseguir que sean atendidos por unidades expertas, con especialistas capaces de elegir la mejor opción terapéutica para cada asmático. Quedaría un pequeño porcentaje de pacientes con asma grave que no responden a la medicación que está disponible hoy en día. La investigación actual se centra en buscar explicaciones de por qué estos asmáticos no responden y en buscar nuevos fármacos que permitan su adecuado control", ha añadido.

   Finalmente, el profesor Nair ha destacado la necesidad de dirigir las investigaciones hacia pacientes con poca inflamación de las vías respiratorias, pero con hiperreactividad grave de las mismas, o pacientes con inflamación no eosinofílica de las vías respiratorias.

   "Necesitamos nuevos broncodilatadores o medicamentos para prevenir la broncoconstricción excesiva. Además, hay que contar con biomarcadores para identificar la mejor terapia para cada paciente concreto, así como desarrollar algoritmos sobre cómo empezar el tratamiento, cuándo éste no es efectivo y cuándo suspenderlo", ha zanjado.