La calidad de vida del paciente con artritis reumatoide debe ser el objetivo del tratamiento

Publicado 13/06/2017 12:03:12CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Síntomas como la fatiga, el dolor o la rigidez articular se relacionan con la actividad subclínica de la artritis reumatoide (AR), por ello los tratamientos deben tener como objetivo mejorar la calidad de vida del paciente, según ha explicado el especialista en reumatología del Hospital Universitario Parc Taulí de Barcelona, el doctor Antonio Gómez, "de nada sirve una estrategia terapéutica que reduzca la inflamación e impida la destrucción articular si al final no mejora la calidad de vida percibida por el paciente", ha argumentado Gómez.

Uno de los obstáculos que se presentan a la hora de tomar una decisión en el tratamiento de AR es la confrontación entre los objetivos principales del médico y del paciente. Mientras que el médico le presta mayor importancia a las consecuencias a largo plazo de la enfermedad, como la erosiones, deformidades o discapacidad, el paciente se preocupa por afrontar las situaciones diarias como andar, coger objetos, dormir o mantener relaciones íntimas.

"Los pacientes deben tomar parte activa en la decisión terapéutica, deben conocer los principales objetivos terapéuticos, los posibles efectos secundarios y decidir entonces si son asumibles para ellos o no", ha argumentado Gómez.

La discapacidad y el dolor son dos efectos secundarios que provoca la artritis reumatoide, y sin embargo no son apreciables por el entorno familiar ni clínico que rodean al paciente. "Es más difícil que una tercera persona perciba la discapacidad y la frustración que puede causar no poder cerrar las manos con fuerza hasta que hayan transcurrido un par de horas o la incapacidad de realizar actividades tan sencillas como subir una persiana, coger una taza o el cepillo de dientes, leer el periódico o cortar un trozo de pan con un cuchillo", ha reflexionado Gómez.

Por ello "la utilización de herramientas que permitan detectar y por ende tratar estas limitaciones subjetivas que pueden hacer que los pacientes vivan su enfermedad de forma diferente y, sobre todo, mejor", ha explicado el doctor.

'PATIENT REPORTED OUTCOMES (PRO), UN RELEJO DE LA AR

Las investigaciones clínicas mediante PRO proporcionan "una visión poliédrica del complejo sintomático que produce la artritis", ha recalcado el doctor Gómez. Por ello, el especialista ha destacado que el objetivo es que los pacientes "estén bien".

Sin embargo, Gómez ha incide que los síntomas de AR se podrían objetivar con la realización de algunas pruebas como la ecografía o la resonancia magnética.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter