Bruselas dice que no tiene competencias para intervenir en las subastas de medicamentos de Andalucía

Comisión Europea
PIXABAY
Publicado 06/02/2018 13:33:48CET

BRUSELAS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha asegurado que carece de competencias para pronunciarse sobre la legalidad de las subastas de medicamentos en Andalucía, ya que la competencia y responsabilidad sobre la organización del sistema sanitario recae sobre los países del bloque comunitario.

"Dado que la legislación sitúa claramente la competencia y la responsabilidad para la organización de los cuidados sanitarios en los Estados miembros, la Comisión (Europea) no está en posición de intervenir en favor del peticionario", ha respondido el Ejecutivo comunitario a la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que pidió información sobre el caso.

Esta comisión de la Eurocámara admitió a trámite la petición presentada por la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran) el pasado 7 de noviembre de 2017 y reclamó a la Comisión Europea una respuesta sobre el asunto.

En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press y fechado el 31 de enero, Bruselas subraya que los Estados miembros son responsables del diseño de la política de salud de cada país y para la organización del suministro de servicios de salud y de cuidados médicos. Así, especifica que dentro de estas competencias se enmarca la distribución de recursos asignados a estos cuidados.

"La Unión no tiene competencias en el área de los servicios sanitarios y de cuidados médicos, y la legislación comunitaria actual no cubre el área de las licitaciones", remarca en el documento.

Además, el Ejecutivo comunitario señala que está colaborando con las capitales en casos de déficit de suministro de medicamentos con el objetivo de "facilitar el intercambio de buenas prácticas" y así asegurar un suministro "continuo" de los mismos.

Por otro lado, recuerda que los productos medicinales únicamente pueden entrar en el mercado en un Estado miembro si reciben una autorización de comercialización por parte de la autoridad competente de cada país o de Bruselas, algo que se aplica también a las medicinas importadas de terceros países.

El texto recoge también un resumen de las alegaciones de Afaran, que argumenta que el sistema andaluz de subastas de medicamentos "no garantiza la libertad de elección para pacientes y farmacéuticos", dado que "no pueden elegir medicamentos en libertad" y "únicamente se dispensan los productos que tienen éxito en las licitaciones".