Dos o más años

Asocian el uso prolongado de antiácidos con déficit de vitamina B12

Actualizado 07/10/2014 7:08:56 CET

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Utilizar durante dos o más años inhibidores de la bomba de protones y antagonistas de los receptores de histamina 2, dos tipos de medicamentos para inhibir el ácido en el jugo gástrico, se asocia con un diagnóstico posterior de deficiencia de vitamina B12, según concluye un estudio que publica la revista 'JAMA' en su edición de este miércoles.

"La deficiencia de vitamina B12 es relativamente común, especialmente entre los adultos mayores, algo que tiene complicaciones médicas potencialmente graves si no se diagnostica. La deficiencia de vitamina B12 no tratada puede conducir a demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones, que pueden ser irreversibles", según información de respaldo del artículo.

Inhibidores de la bomba de protones (IBP) y la histamina 2 (antagonistas del receptor de ARH2) suprimen la producción de ácido gástrico, lo que puede conducir a una mala absorción de vitamina B12, y se encuentran entre los fármacos más comúnmente utilizados en Estados Unidos. Sin embargo , existen pocos datos acerca de cualquier forma de asociación entre la exposición a largo plazo a estos medicamentos y la deficiencia de la vitamina B12 en los grandes estudios basados ??en la población.

Por ello, el doctor Jameson R. Lam, de Kaiser Permanente, en Oakland , California, y sus colegas evaluaron la relación entre el uso de medicamentos de venta con receta supresores del ácido y la deficiencia de vitamina B12 en 25.956 pacientes con nuevos diagnósticos de deficiencia de vitamina B12 entre enero de 1997 y junio de 2011 y 184.199 pacientes sin deficiencia de vitamina B12, comparando su exposición a los inhibidores de ácido a través de la farmacia electrónica, el laboratorio y las bases de datos de diagnóstico.

Entre los pacientes con un nuevo diagnóstico de deficiencia de vitamina B12, 3.120 (12 por ciento) fueron recetados a dos o más años de suministro de IBP, 1.087 (4,2 por ciento) a dos o más años de ingesta de anti-H2 (sin uso de IBP) y 21.749 (83,8 por ciento) no había recibido recetas de ninguno de los dos medicamentos.

Entre los pacientes de control, a 13.210 ( 7,2 por ciento) se les dispensó IBP para entre dos años o más; 5.897 (3,2 por ciento) fueron recetados a dos o más años de administración de anti-H2 (sin IBP) y 165.092 (89,6 por ciento) no tenían recetado ninguno de los fármacos.

La ingesta durante dos o más años de IBP y ARH2 se asoció con un mayor riesgo de deficiencia de vitamina B12. Las dosis de más de 1,5 píldoras de PPI / día fueron más fuertemente vinculadas con una deficiencia de vitamina B12 que dosis inferiores de 0,75 pastillas/día.

Los investigadores encontraron que la magnitud de la relación fue más fuerte en las mujeres y los grupos de edad más jóvenes y que la asociación se redujo después de la interrupción de su uso. No hubo una tendencia significativa al aumentar la duración de su uso.

"No podemos excluir completamente la confusión residual [factores distintos de las drogas] como una explicación para estos resultados, pero, como mínimo, el uso de estos medicamentos identifica una población en mayor riesgo de deficiencia de vitamina B12, independientemente de los factores de riesgo adicionales", señalan los autores del estudio.

A su juicio, estos resultados no recomiendan los supresores de ácido para las personas con indicaciones claras para el tratamiento, pero los médicos deben vigilar adecuadamente cuando se prescriben estos medicamentos y prescribir la dosis efectiva más baja posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter