Contador

Investigación española

Los nuevos fármacos de la hepatitis C también curan cuando hay VIH

Virus de la hepatitis C
FLICKR/AJ CANN
Actualizado 15/11/2016 13:37:19 CET

   MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Grupo de Estudio del Sida (Gesida) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) han demostrado que los nuevos tratamientos de acción directa de la hepatitis C también logran la curación de más del 90 por ciento de los pacientes que están coinfectados con el VIH, hasta ahora considerados más difíciles de tratar.

Así se desprende de los resultados del mayor estudio mundial realizado hasta la fecha en este subgrupo de pacientes, presentados durante el Congreso de la Sociedad Americana del Hígado que se ha celebrado en Boston (Estados Unidos).

Para los investigadores Juan Berenguer (Hospital Gregorio Marañón de Madrid) y Juan González (Hospital La Paz de Madrid), que han coordinado el estudio, los resultados muestran que la erradicación de la hepatitis C también es un "objetivo factible" en estos pacientes, con los consiguientes efectos notables para su salud, además del coste-efectividad de su tratamiento.

El trabajo, que incluyó a más de 2.000 pacientes, también revela que sólo menos del 1 por ciento de los pacientes tuvieron que interrumpir el tratamiento por acontecimientos adversos, lo que es destacable dado que la mayoría estaba recibiendo medicamentos concomitantes frente al VIH.

Los participantes tenían una edad media de 50 años y mayoritariamente eran hombres, tal y como corresponde a la epidemiología de la coinfección. Casi todos recibían tratamiento concomitante frente al VIH y tenían un buen control de esta infección. Además, el 44,3 por ciento tenía cirrosis hepática (37,1% compensada y 7,2% cirrosis descompensada).

En el estudio se utilizaron tres pautas diferentes de tratamiento, según el perfil de cada paciente, algunas de las cuales incluían uno de los fármacos más conocidos contra la hepatitis C, el sofosbuvir que Gilead comercializa como 'Sovaldi'.

Desde el punto de vista de la eficacia, el 92 por ciento alcanzaron respuesta viral sostenida (curación) y, en función del estadio de la enfermedad hepática, la respuesta viral sostenida variaba entre el 93,7 por ciento de los que no tenían cirrosis al 91,5 por ciento en los que tenían cirrosis compensada y el 80,8 por ciento los que tenían cirrosis descompensada.

PEOR RESPUESTA SI HABÍA CIRROSIS DESCOMPENSADA

El principal factor asociado con mayor probabilidad de fracaso al tratamiento fue la presencia de cirrosis descompensada. También se identificaron como factores asociados con peor respuesta el uso de algunos regímenes terapéuticos diferentes a los tres empleados mayoritariamente y que actualmente que no figuran como recomendados en las guías de tratamiento más recientes.

La hepatitis C continúa siendo un problema de salud importante en los pacientes infectados por el VIH ya que, hasta hace poco, el tratamiento consistía en pautas basadas en interferón con numerosos efectos adversos, pobres resultados terapéuticos y que estaban contraindicadas en un número importante de personas.

Sin embargo, la situación ha cambiado radicalmente desde la aprobación hace más de un año de los nuevos fármacos antivirales de acción directa frente a la hepatitis C, que se administran por vía oral, tienen una duración corta y apenas efectos secundarios, lo que propició que el Ministerio lanzara un Plan nacional para garantizar su acceso a todos los afectados.

El estudio fue coordinado desde la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid y los pacientes fueron seleccionados del registro 'Madrid-CoRe', que recopila toda la información clínica y los resultados del tratamiento de pacientes adultos coinfectados en esta comunidad desde noviembre de 2014.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter