Los antibióticos podrían ser la clave para aliviar el dolor crónico de la vejiga

Fármacos, medicamentos, medicinas
PIXABAY - Archivo
Publicado 22/03/2018 18:32:29CET

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los antibióticos pueden ayudar a eliminar con éxito los síntomas crónicos de infección del tracto urinario, según ha puesto de manifiesto un estudio dirigido por la profesora del University College London (Reino Unido) y que ha sido publicado en el 'International Urogynecology Journal'.

   Muchos médicos creen que el síndrome de la vejiga dolorosa está causado por la inflamación cuando las terminaciones nerviosas en la vejiga se vuelven demasiado sensibilizadas, en lugar de infecciones bacterianas. Además, las pruebas de diagnóstico para las infecciones del tracto urinario a menudo son inexactas y no detectan muchas cepas diferentes de bacterias que pueden causar infección. Como resultado, se suele aconsejar a los pacientes que manejen su afección a través de medidas tales como instilaciones de la vejiga, intervenciones quirúrgicas y ciertos medicamentos.

   Ante este escenario, los investigadores analizaron los estudios de casos de 624 mujeres recolectadas en el transcurso de diez años en la clínica con síntomas del tracto urinario inferior en el Hospital Whittington.

   Antes de comenzar el tratamiento, la mayoría de los pacientes ya habían sufrido, en promedio, sus síntomas durante más de seis años, sin que ningún tratamiento haya proporcionado alivio. Los pacientes fueron tratados con una dosis completa de antibióticos orales de primera línea de espectro estrecho, como cefalexina, nitrofurantoína o trimetoprim, junto con el antiséptico urinario Hiprex.

   Todos los pacientes que habían completado su tratamiento también recibieron antibióticos de respaldo para usar en casa a la primera indicación de que sus síntomas resurgían. Se siguió este enfoque para evitar que la nueva infección se convirtiera en crónica porque las vejigas de los pacientes que han sufrido una gran cantidad de infección del tracto urinario son menos capaces de combatir las bacterias.

   En este sentido, el tratamiento con antibióticos se asoció con reducciones significativas en la urgencia de los pacientes, dolor, frecuencia y síntomas miccionales, y una disminución en la piuria (glóbulos blancos) y células uroteliales que son marcadores de inflamación de la vejiga.

   En general, el 64 por ciento de las mujeres informaron de que sus síntomas eran mucho mejores, y otro 20 por ciento que estaban mucho mejor. En muchos casos, tardó más de un año y se resolvió más de un ciclo de tratamiento para los síntomas de los pacientes y antes de que pudieran dejar de tomar antibióticos por completo.

    "Los antibióticos orales son un tratamiento eficaz para las infecciones crónicas del tracto urinario y respaldan la idea de que los síntomas son causados por infecciones bacterianas", dice Swamy, que considera que los hallazgos son un paso importante hacia el desarrollo de un tratamiento efectivo para esta afección. "Estos resultados proporcionan datos preliminares para informar ensayos de control aleatorizados adicionales".