Las altas temperaturas aumentan la resistencia a los antibióticos

Temperaturas, calor, verano, termómetro
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 21/05/2018 18:56:34CET

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Las altas temperaturas y las ciudades grandes aumentan la resistencia a los antibióticos, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por un equipo multidisciplinario de epidemiólogos del Boston Children's Hospital y de la Universidad de Toronto (Canadá) y que ha sido publicado en la revista 'Nature Climate Change'.

   "Los efectos del clima son cada vez más reconocidos en una variedad de enfermedades infecciosas, pero por primera vez se ha implicado en la distribución de resistencia a los antibióticos", ha explicado el autor principal del estudio, Derek MacFadden.

   Durante su estudio, el equipo analizó una gran base de datos de información de resistencia a antibióticos de Estados Unidos relacionada con 'E. coli', 'K. pneumoniae' y 'S. aureus' entre 2013 y 2015. En total, su base de datos comprendía más de 1,6 millones de patógenos bacterianos de 602 registros únicos en 223 instalaciones y 41 estados.

   De esta forma, los científicos observaron que el aumento de la prescripción se asoció con una mayor resistencia a los antibióticos en todos los patógenos que investigaron. Luego, al comparar la base de datos con las coordenadas de latitud y las temperaturas locales medias y medias, descubrieron que las temperaturas más altas se correlacionaban con las más fuertes resistencias a los antibióticos.

   Además, .al observar la densidad de población, el equipo comprobó que un aumento de 10.000 personas por metro cuadrado se asoció conun tres y seis por ciento más de riesgo de resistencia a antibióticos en 'E. coli' y 'K. pneumoniae', si bien la resistencia a los antibióticos de 'S. aureus' no pareció verse afectada por la densidad de población.

   "El crecimiento de la población y el aumento de la temperatura y la resistencia a los antibióticos son tres fenómenos que sabemos que están ocurriendo en nuestro planeta. Necesitamos continuar estudiando la resistencia a los antibióticos en comparación con el telón de fondo de la población y los cambios ambientales", han zanjado los expertos.