Resultados del estudio en fase 3 'REACH-2'

La administración de 'Cyramza' (Lilly) en segunda línea mejora la supervivencia global en cáncer de hígado

Publicado 09/04/2018 11:22:41CET

   MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La administración de ramucirumab, registrado por Eli Lilly and Company con el nombre de 'Cyramza', en monoterapia en la segunda línea de tratamiento mejora la supervivencia global de los pacientes con cáncer de hígado, según los resultados del estudio en fase 3 'REACH-2'.

   De hecho, ramucirumab ha demostrado un beneficio en supervivencia en cuatro tipos de tumores agresivos y de difícil tratamiento en estudios de fase 3, incluyendo cáncer gástrico y carcinoma hepatocelular como agente en monoterapia.

   El estudio 'REACH-2' es el primer estudio con datos positivos en fase 3 en una población seleccionada según un biomarcador, y en el mismo se ha evaluado el beneficio del tratamiento con ramucirumab en pacientes con carcinoma hepatocelular que no habían tolerado o cuya enfermedad había progresado al tratamiento con sorafenib y que tenían un elevado nivel de alfa fetoproteína, definido como una tasa superior a 400 nanogramos por mililitro (ng/ml).

   Y es que, aproximadamente la mitad de todos los pacientes con hepatocarcinoma celular tienen un nivel elevado de esta proteína, que además indica un peor pronóstico de la enfermedad, comparado con el resto de la población con hepatocarcinoma celular. Aunque ha habido algunos avances recientes en el tratamiento de este tipo de tumor, todavía existen importantes necesidades no cubiertas en el tratamiento de estos pacientes.

   "El cáncer de hígado avanzado es una enfermedad agresiva que tiene mal pronóstico y, en aquellos con niveles elevados de alfa fetoproteína, el pronóstico es incluso peor. La esperanza de vida de estos pacientes tras una primera línea de tratamiento es de solo unos meses si no continúan con una segunda línea de tratamiento. Por este motivo, Lilly es optimista con los resultados del estudio y con el potencial de ramucirumab como tratamiento que aporta un beneficio para los pacientes", ha señalado el vicepresidente senior de desarrollo global y asuntos médicos del área de oncología de Lilly, Levi Garraway.

   Con estos resultados positivos, el estudio 'REACH-2' ha confirmado la hipótesis generada por los resultados del estudio 'REACH', el cual mostró que un subgrupo pre especificado de pacientes con carcinoma hepatocelular avanzado y niveles elevados de alfa fetoproteína obtuvieron un beneficio en supervivencia en tratamiento con ramucirumab tras una primera línea de tratamiento con sorafenib.

   Además de los estudios en fase 3 'REACH' y 'REACH-2', Lilly está evaluando el potencial de ramucirumab combinado con un agente inmunooncológico en una cohorte de pacientes de un estudio en fase 1b y está liderando varios estudios de ramucirumab en otros tumores gastrointestinales, entre los que se incluyen el cáncer gástrico, el colorrectal y el de las vías biliares.

   "Es importante agradecer a los pacientes, sus cuidadores y los investigadores su apoyo y su participación en el estudio 'REACH-2'. Sin su contribución, no habríamos podido lograr este hito, que representa un progreso importante en nuestros esfuerzos por ayudar a las personas que viven con cáncer y, más concretamente, con tumores gastrointestinales", ha recalcado Garraway. Lilly pretende iniciar el proceso de aprobaciones regulatorias a mediados de 2018.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.