Eccemas, dermatitis y sabañones, las afecciones más comunes

El uso de tacones puede provocar problemas en los pies durante el invierno

TACONES
SARENZA
Publicado 22/12/2015 11:39:58CET

   VALENCIA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunitat Valenciana (Icopcv) ha advertido de que la Navidad y la bajada de las temperaturas pasan factura a los pies, que sufren como problemas más comunes eccemas, dermatitis y sabañones, y por eso "es necesario cuidarlos adecuadamente". Entre las causas más probables se encuentran el uso de tacones o el abuso de alcohol, carne roja, mariscos o dulces, según ha señalado la entidad en un comunicado.

   En estos días, el uso de un calzado inapropiado puede ser la causa de la aparición de eccemas, sobrecargas en el antepié, dolor de espalda, rozaduras, dermatitis e, incluso, sabañones. Es el caso de los zapatos de tacón que alteran la forma natural del pie al caminar, pueden ejercer presión si tienen una puntera fina y no imprimen calor al pie, según han explicado.

   Junto a ello, abusar del alcohol y de la ingesta de carnes rojas, mariscos y dulces puede afectar a las personas que tengan un ácido úrico elevado, desarrollando patologías como la gota, "una forma de artritis que provoca un gran dolor en la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie", han indicado.

ESCOGER UN TACÓN QUE APORTE ESTABILIDAD AL CAMINAR

   Para evitar estos problemas derivados del frío, que dificulta una óptima circulación sanguínea, y de los excesos habituales en Navidad, desde el Icopcv han recomendado llevar una dieta equilibrada --compensando con una dieta liviana los días que no haya celebraciones--, utilizar un calzado que mantenga la temperatura del pie --como por ejemplo, los botines-- o escoger un tacón que aporte estabilidad al caminar y que no sobrepase los 4 centímetros.

   De igual modo, estos problemas se pueden evitar también comprando siempre un calzado de materiales naturales y flexibles que se adapten al pie y permitan su movimiento natural, ya que con el frío, la piel está más sensible y es más susceptible de sufrir heridas.

   También es importante, según han añadido en el comunicado, comprobar que la suela sea antideslizante porque en los meses de frío es frecuente que, por la humedad o la lluvia, el suelo esté húmedo y ayudará a evitar resbalones y a caminar con seguridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter