Su uso aumenta en estas fechas

Usar pestañas postizas puede provocar irritaciones en los ojos y trastornos oculares si no se emplean de forma adecuada

Actualizado 07/10/2014 6:23:18 CET
Pestañas postizas.
Foto: COMSALUD

Experta alerta de que el maquillaje también puede producir irritación y problemas en la visión

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Usar pestañas postizas puede provocar irritaciones en los ojos y trastornos oculares si no se emplean de forma adecuada, según ha alertado la Fundación Rementería con motivo de la celebración de las fiestas navideñas, momento en el cual aumenta su uso.

   Y es que, las pestañas postizas se adhieren con una tira y un pegamento al párpado, sirven para un día y pueden adquirirse en bazares y mercadillos callejeros sin tener "ningún tipo de control" sobre el efecto que tienen en el ojo, según ha advertido la responsable de la sección de párpados, órbita y sistema lagrimal de la fundación, Andrea Sanz.

   Además, cada vez hay más mujeres que utilizan las extensiones de pestañas debido a que producen un efecto más natural y duran cerca de un mes. No obstante, este sistema también puede producir problemas oftalmológicos como, por ejemplo, irritaciones y alergias derivadas del pegamento o del disolvente con el que se quitan.

   En concreto, las principales afecciones oculares son queratoconjuntivitis, blefaritis alérgica y erosiones conjuntivales. "La causa más probable tanto de la queratoconjuntivitis como de la blefaritis alérgica es el formaldehido, sustancia prohibida en cosmética por su alto poder alergizante", ha comentado Sanz para destacar la necesidad de que se compren marcas que sean de referencia y de que se acuda a profesionales cualificados para este tipo de tratamientos.

   Asimismo, otra de las últimas novedades estéticas son los productos que favorecen el crecimiento de las pestañas que, tal y como ha comentado la experta, a pesar de que se utilizan en pacientes que se han sometido a sesiones de radioterapia, por ser análogos de las prostaglandinas, todavía no hay estudios clínicos sobre su utilización en uso cosmético.

MAQUILLAJE, FUERA DEL OJO

   Por otra parte, un estudio realizado por la Fundación Rementería a 100 mujeres, ha mostrado que el contacto del maquillaje con el ojo es otro motivo de irritación.

   De hecho, una de cada cuatro mujeres encuestadas reconoció haber sufrido algún trastorno ocular a causa del maquillaje y, además, todas las que se habían maquillado alrededor de los ojos presentaron restos de maquillaje en la película lagrimal, lo que está relacionado con una peor visión.

   Asimismo, de las que utilizaban el delineador, la mitad lo hacían en la base de las pestañas y la otra mitad por dentro de las mismas, con el consiguiente riesgo para el ojo.

   "Es muy importante que el maquillaje no entre en contacto con la superficie ocular, sobre todo en pacientes con pieles sensibles, con sequedad ocular, con blefaritis y que son portadoras de lentes de contacto", ha zanjado Sanz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter