Recomendaciones de una experta

Tratamientos para el acné, ¿cuál es el mejor?

Acné
GETTY
Actualizado 28/10/2016 9:21:34 CET

   MADRID, 28 Oct. (EDIZIONES) -

   Es muy común creer que únicamente los adolescentes sufren problemas de acné, pero lo cierto es que muchos adultos también padecen este tipo de alteraciones en la piel, bien en la cara, o bien en otras partes del cuerpo, como la espalda.

   Cuando nos sale un grano puede ser muy complicado no caer en la tentación de acabar con él, lo más recomendable es no hacerlo por la posibilidad de nuevas infecciones y de marcas o cicatrices en la piel. No obstante, la bloguera de belleza y salud, Meritxell Martí, autora de 'Vivir Sano, Sentirse Bien', afirma que si no somos capaces de resistir la tentación y nos resulta imposible no manipular esa imperfección, deberemos hacerlo siempre con higiene extrema, por ejemplo, "limpiando la piel antes con un algodón impregnado en un poco de alcohol y entre dos tisúes limpios".

   Además, resulta necesario vaciar el comedón, sino, al día siguiente, la imperfección podrá volver a aparecer con el mismo aspecto o, incluso, peor.

   ¿Qué ocasiona el acné? Esta enfermedad está causada por una alteración de las glándulas sebáceas. Éstas, al inflamarse, provocan diferentes lesiones en torno a la piel, como granos, quistes o espinillas. Cambios hormonales, falta de higiene, cambios bruscos de temperatura, pero también cierto estrés, una alimentación inadecuada o falta de sueño.

Para cuidar la piel con acné es fundamental extremar la higiene, lavarse bien la cara en todo momento. Del mismo modo, extremar la higiene en nuestras manos, sobre todo, si se tocan cosas que hayan sido manipuladas por mucha gente, será fundamental.

    "Lo necesario es desbloquear los poros para evitar la formación de más lesiones. Debemos mantener el poro limpio y desinflamado", añade. Cuando la piel sufre este tipo de problemas, debemos tener en cuenta que nuestra tez también está inflamada, por lo que no es aconsejable usar productos que puedan alterarla o irritarla.

   La experta afirma que la piel es el claro reflejo de la atención que prestamos a nuestra salud. Descuidar al organismo puede propiciar una tez llena de incorrecciones e imperfecciones. Al respecto, la farmacéutica Meritxell Martí opina que "es fundamental cuidarse internamente para lograr y mantener una buena salud, pero el aspecto externo también es importante".

    La piel, en ocasiones, puede padecer ciertos problemas que requieren cuidados específicos que deben incorporarse a la rutina diaria o, incluso, el tratamiento por parte de un médico dermatólogo. La experta nos aconseja sobre los mejores tratamientos a seguir para lucir una piel sana y bonita, libre de acné.

TRATAMIENTOS PARA LUCHAR CONTRA EL ACNÉ

   - Peróxido de benzoilo: este ingrediente, uno de los más utilizados para el tratamiento del acné, actúa rápidamente eliminando la bacteria que provoca su aparición. Se debe tener especial cuidado al extender el producto, pues, por su composición, puede llegar a manchar y decolorar la ropa.

   - Ácido salicílico: reduce la inflamación y elimina las células muertas, haciendo así el efecto de un peeling. Además, ayuda a limpiar la piel en profundidad y a regular la formación de grasa.

   - Azufre: este tratamiento, uno de los más antiguos, actúa regulando las glándulas sebáceas, como bactericida, y disminuye la inflamación.

- Aceite del árbol de té: actúa como antibiótico natural, por ello, disminuye la aparición de acné y ayuda a curar los granitos.

   - Mascarillas de barro: aunque sequen la piel, son muy efectivas ya que absorben la suciedad y actúan como desinfectante.

   - Tratamientos desintoxicantes (detox): el brote de acné puede deberse también a un exceso de toxinas en el organismo (comidas poco saludables, bebidas alcohólicas, estrés y cansancio, etc.). Por ello, en ocasiones, resulta necesario realizar una limpieza interna, mediante los denominados "tratamientos detox". Están disponibles el cardo mariano o milk thistle y todos aquellos alimentos que ayudan a depurar el organismo, como los superalimentos verdes (Green superfood).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter