"rejuvenece y adelgaza"

El sector del bienestar apuesta por la crioterapia como nueva opción para "regenerar y oxigenar el cuerpo"

Antonio Hernández, asesor médico de cryosalud
EUROPA PRESS
Actualizado 07/10/2014 10:11:01 CET

POZUELO DE ALARCÓN (MADRID), 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las criosaunas de nitrógeno líquido se están convirtiendo en una nueva tendencia en las compañías del sector del bienestar. Un tratamiento que permite que "el cuerpo se regenere, se oxigene y funcione mejor", según la directora de uno de los centros de crioterapia de Madrid.

En declaraciones a Europa Press, la directora de uno de los centros donde se realiza crioterapia, Cryosalud y belleza, Dana Losane, ha afirmado que el efecto en el cuerpo es "muy potente" porque se trata de exponerlo a temperaturas de entre -110º y -190º, y pese a que la sensación "es buena", es un tratamiento que "rejuvenece y adelgaza".

Asimismo, Losane ha explicado que en otros países como EEUU y Rusia está muy extendida la crioterapia desde hace diez años, en cambio, en España, pese a que es "algo muy novedoso, la aceptación ha sido muy buena". Además, ha explicado que existen "diferentes precios en tratamientos" y una sesión costaría "entre 45 y 60 euros" aunque reconoce que han tenido que ajustar precios debido a la crisis.

"El efecto es muy potente porque estás expuesto a temperaturas muy bajas pero la sensación es agradable. Es un tratamiento perfecto para rejuvenecer y adelgazar, por tanto, un tratamiento perfecto para recuperarse de lesiones y para la recuperación de deportistas tras entrenamientos duros o prepararse antes de competiciones importantes".

Por su parte, el asesor médico de Cryosalud, Antonio Hernández, ha afirmado que el protocolo del tratamiento lo tienen que adaptar a cada persona en función de sus características pero que si un deportista tendría que hacer el tratamiento dos o tres veces por semana, personas que no hagan deporte "con una vez a la semana o incluso con una vez al mes elevaría su sistema inmunológico y liberaría factores hormonales".

"Desde la primera sesión el paciente relata un factor positivo que es que hay una liberación de endorfinas por el hecho de exponerse al frío, por lo que tienen una sensación de bienestar y una mejor disposición al estrés físico y emocional", ha resaltado el asesor médico del centro.

En cuanto a los límites que existen para realizarse la crioterapia el doctor ha afirmado que las únicas personas que no se la pueden realizar son las que tienen patologías vasculares como arterioesclerosis o la enfermedad de Raynaud donde "la circulación a nivel periférico está comprometida". Además de las personas con la tensión alta no controlada dado que el tratamiento, en ocasiones, produce una pequeña alteración en la tensión arterial.

Este tratamiento, más allá del "beneficio estético" se usa en muchas patologías médicas, ya que esta técnica apareció en Japón para tratar artritis crónicas. También se aplica en "parkinson y en esclerosis múltiple", ha destacado el doctor Hernández.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.