¿Sabes en lo que te puede ayudar un especialista en Oculoplástica?

Quirofano. Intervención oftalmológica. Operación de ojos.
SALUD.MADRID
Publicado 28/02/2018 15:06:02CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tras una pérdida del ojo una prótesis ocular hecha a medida es una solución estética que suelen hacer los oculoplástico; una intervención que "muchas personas consiguen unos resultados en los que, al mirar de frente a los dos ojos, no se distingue el ojo real de la prótesis", ha señalado el especialista Jon Federío Arostegi.

Asimismo, este especialista en Oculoplástica y Órbita del Hospital Quirónsalud Bizkaia, ha señalado que "al eliminarlo, además de la pérdida de la visión de un ojo y de la pérdida del propio órgano, hay que devolver al paciente un aspecto estético" lo más cercano a lo natural".

Esto se hace con cirugía, con implantes o suplementos por parte de los especialistas en Oculoplástica, pues muchos pacientes ", andan peregrinando entre especialistas hasta que llegan a las consultas de los oftalmólogos oculoplásticos, que somos los profesionales que mejor nos podemos ocupar de ellos", ha explicado.

Además, ha añadido que "lejos de los antiguos ojos de cristal", las prótesis oculares ahora son de resinas plásticas "muy ligeras". Desde el punto de vista estético "hay pacientes a los que les cambia la vida".

Y es que en ocasiones, estos pacientes, "antes de ponerse las prótesis, refieren situaciones sociales disonantes e, incluso, problemas psicológicos".

Sin embargo, muchas pueden ser las razones por las que se pierda un ojo: un accidente traumático, por una enfermedad o por una operación en la "que quizá las cosas no han ido bien".

En muchas ocasiones, esto ocurre porque el ojo entra en un estado de atrofia y se puede volver doloroso, conllevando la necesidad de que se tenga que eliminar el globo ocular, ha explicado el especialista.

PICOR DE OJOS, UNA CONSULTA FRECUENTE

El picor de ojos y el lagrimeo constituyen, por detrás de los problemas de visión, la segunda consulta más frecuente en oftalmologíco, ha explicado el doctor.

Asimismo, los oftalmólogos oculoplásticos "constatamos en nuestras consultas un aumento del número de casos de cáncer en los párpados y entre pacientes cada vez más jóvenes a causa de la exposición solar".

En los casos en los que se produce demasiada lágrima, bien por enfermedades de la superficie del ojo, bien por alteraciones de tipo obstructivo en la salida de la lágrima, o una combinación de ambos casos, ocurre que la lágrima se estanca y llora el ojo, "provocando un problema de salud y de calidad de vida al que los pacientes no se han de resignar puesto que, bien tratado, es raro el caso de lagrimeo que no se soluciona".

Sin embargo, estos especialistas también se encargan de las consecuencias que puede provocar el tumor solar en los párpados, pues su "apariencia puede ser similar a la de un orzuelo o una pequeña verruga, pero con un aspecto un poco raro, que sangra un poco, que no acaba de irse. A veces están pigmentados, pero no siempre".

Además, el especialista advierte que "es un problema creciente. Cada vez se ven más casos de cáncer en los párpados en las consultas y entre pacientes más jóvenes, a causa de la exposición solar".

En estos casos, "si la cirugía está bien hecha, la curación es del 100 por ciento. No obstante, también puede darse el caso, poco frecuente, de que sea un tumor realmente agresivo, por lo que es recomendable protegerse de una manera activa de una exposición solar excesiva".

Los oculoplásticos también pueden ayudar a alteraciones propias del párpado, como son la caída del párpado, problemas por cicatrices, por un tumor maligno, porque se mete hacia adentro o sale hacia afuera, o porque las pestañas se clavan, etcétera.

"En el párpado no sólo tienes que arreglar la estética del párpado, sino permitir que se pueda mover correctamente y cubrir de forma completa la superficie del ojo. En casos de parálisis faciales o en personas que no pueden cerrar el ojo, o en enfermedades neurológicas, la mala función del párpado pone en riesgo la visión. Si no se cierra bien el ojo, se pone en peligro la vista del paciente", ha concluido el doctor.