¿Sabes lo que son las lipotransferencias?

LIPOSUCCIÓN, ESTÉTICA, CIRUGÍA
GETTY
Publicado 10/01/2018 12:56:43CET

   MADRID, 10 Ene. (EDIZIONES) -

   En el mundo se realizan más de 10 millones de intervenciones quirúrgicas estéticas al año, siendo la cara y el pecho las zonas más demandadas, según datos de la Sociedad Internacional de Cirugía (ISAPS).

   En el caso de España, según la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), se sigue manteniendo como el quinto país del mundo en operaciones de cirugía plástica, y son el aumento de pecho y la rinoplastia las principales, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora, Estética (SECPRE).

   De cara a 2018 "una de las intervenciones que se consolidará será la lipotransferencia", ha confirmado el secretario de la Sociedad Gallega de Cirugía Plástica, Vila Moriente. Esta técnica se basa en resdistribuir la grasa del propio cuerpo para moldearlo; quitando "de donde sobra, principalmente del abdomen y cartucheras, y poniendo donde falta", ha explicado el doctor Moriente.

   En concreto, y según ha explicado el especialista, esta técnica se utiliza en cuatro intervenciones principalmente:

   - Rejuvenecimiento facial: con un tratamiento adecuado de la grasa, esta es apta para rellenar surcos y arrugas, realzar pómulos o devolver a la piel tersura y luminosidad. "Se están haciendo grandes avances en este uso de la grasa aplicada a las intervenciones faciales", apunta el doctor Vila Moriente.

   - Aumento de pecho: dando al mismo mayor tamaño.

   - Aumento de glúteos: una intervención cada vez más demandada por influencia de 'celebrities' y que permite incrementar el volumen de las nalgas.

    - Abdominoplastias y liposucciones: la propia lipotransferencia se basa en extraer grasa del abdomen o los muslos, por lo que a la vez que disminuimos el volumen de estas zonas, aumentamos el de otras.

PROS Y CONTRAS

   "La principal ventaja de la lipotransferencia es que, al tratarse de grasa de nuestro propio cuerpo, es un autoimplante natural y que no produce rechazo. Ofrece resultados muy estéticos", comenta el doctor Vila Moriente.

   Sin embargo, con esta técnica se utiliza la grasa natural y no implantes, por lo que puede ocurrir que se reabsorba y disminuya el tamaño de la mama o del glúteo, lo que obligaría a una reintervención, apunta el especialista.

   Para evitar que esto suceda es importante que la paciente siga una dieta equilibrada, "con la cual no engorde", ya que si no se recuperaría la grasa de donde se ha eliminado, "ni tampoco adelgace porque se podría perder el volumen de las zonas mejoradas".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.