Revisar una vez al año los lunares mediante dermatoscopia digital es necesario

Lunar, melanoma
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ALBINA GLISIC - Archivo
Publicado 18/06/2018 18:01:31CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La doctora Mayte Truchuelo, dermatóloga del Instituto Dermatológico de Vithas Internacional, ha recordado que una vez por año se debe visitar al dermátologo para realizar una revisión de lunares mediante dermatoscopia digital, así como inculcar en los pacientes el hábito de la autoexploración.

"Las ventajas de la dermatoscopia digital es que es una técnica no invasiva, indolora y rápida, que permite al dermatólogo interpretar la imagen dermatoscópica en base a una serie de signos para saber si se trata de una lesión normal o de alto riesgo, en cuyo caso habrá que vigilar o, incluso, extirpar y realizar un análisis patológico para
confirmar si se trata de una lesión maligna", ha explicado la doctora Truchuelo.

Esta técnica permite realizar un registro fotográfico de los lunares del cuerpo del paciente con el objetivo de detectar, en las siguientes revisiones, si se han producido cambios o han salido lunares nuevos. Las encuestas, según ha indicado la experta, reflejan que hasta un 30 por ciento de los españoles no ha acudido nunca a la consulta dermatológica, incluso teniendo antecedentes de cánceres de piel en la familia.

En este sentido, ha resaltado que la revisión de lunares se recomienda "a todo el mundo", pero "es especialmente importante en personas con antecedentes de cáncer de piel, sobre todo de tipo melanoma, en aquellas que presentan fototipos claros, en quienes tienen muchos lunares, si han sufrido quemaduras solares y pacientes en tratamiento con fármacos inmunosupresores, que bajan las defensas de la piel y pueden predisponer en ciertos casos a desarrollar cáncer de piel".

La llamada 'regla del ABCDE' es para la experta una buena técnica a la hora de sospechar de la posible malignidad de un lunar o mancha. La A es la asimetría, la B hace referencia a los bordes irregulares, la C sobre los cambios de color, la D corresponde al diámetro y la E a la evolución.

Ante la presencia alterada de alguna de estas características, la doctora señala es necesario acudir a consulta con el dermatólogo, ya que suponen un riesgo mayor.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.