Incorporar nanopartículas en las pastas de dientes puede ayudar a prevenir las caries

Pasta de dientes
PIXABAY - Archivo
Actualizado 01/08/2018 10:57:28 CET

   MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Incorporar nanopartículas a enjuagues bucales o pastas de dientes puede ayudar a prevenir la aparición de caries, según ha sugerido un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Nature Communications'.

   A esta conclusión han llegado tras analizar nanopartículas aprobadas por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para interrumpir eficazmente las biopelículas y prevenir la caries dental, tanto en una biopelícula experimental similar a una placa humana como en un modelo animal que imita la caries de la primera infancia.

   Las nanopartículas rompen la placa dental a través de un mecanismo único de antibiofilmación activada por el pH. "Las nanopartículas actúan como una peroxidasa, activando el peróxido de hidrógeno, un antiséptico comúnmente usado, para generar radicales libres que desmantelan y matan potentes biofilms en condiciones ácidas patológicas pero no a pH fisiológico, proporcionando así un efecto específico", han explicado.

   Debido a que la placa causante de caries es altamente ácida, la nueva terapia puede apuntar con precisión a áreas de los dientes que albergan biofilms patógenos sin dañar los tejidos o la microbiota oral circundantes. De hecho, la nanopartícula que contiene hierro utilizada en los experimentos, ferumoxitol, ya está aprobada por la FDA para tratar la deficiencia de hierro, una indicación prometedora de que una aplicación tópica de la misma nanopartícula, utilizada a concentraciones cientos de veces menores, también sería segura para uso humano.

   Aunque algunos científicos han cuestionado si los recubrimientos utilizados en ferumoxytol y otras nanopartículas utilizadas para aplicaciones médicas los convertirían en catalíticamente inertes, los expertos demostraron que mantenían actividad similar a la peroxidasa, activando el peróxido de hidrógeno.

   Asimismo, después de probar la combinación de ferumoxitol-peróxido de hidrógeno en un material similar al esmalte dental, el equipo pasó a una configuración experimental que reproducía más de cerca las condiciones de la boca humana.

   "Utilizamos muestras de placa de sujetos con actividad cariosa para reconstruir estas biopelículas altamente patógenas en el esmalte dental humano real. Esta simulación mostró que nuestro tratamiento no solo altera la biopelícula, sino que también evita la destrucción mineral de la superficie del diente. Eso ofreció una gran evidencia de que esto podría funcionar in vivo", han explicado los expertos.

   Ahora bien, los investigadores no encontraron cambios significativos en la diversidad de microbios en la boca después de la terapia y no encontraron signos de daño tisular. "Esta terapia no mata microorganismos indiscriminadamente, sino que actúa solo donde se desarrolla el biofilm patológico", han zanjado los expertos.